Ante la suba de contagios, el gobierno provincial tiene previsto reunirse con expertos epidemiológicos y evalúa implementar restricciones horarias y limitar ciertas actividades recreativas.  

“Aumentó la ocupación de camas de terapia intensiva, se podría decir que empezó la segunda ola, es una tendencia que no ve posibilidades de ir bajando por lo menos a corto plazo”, precisó.

“La segunda ola famosa iba a llegar, bueno llegó antes, así que seguramente vamos a tomar medidas y mañana las vamos a estar anunciando”, dijo este lunes el ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Daniel Gollan.

Agregó en declaraciones a C5N que ante este contexto de incremento de casos se requieren “retomar una política más activa y que la gente tome más conciencia”. Para esto, dijo, es necesario que entre todos se cuiden porque “no hay más milagro en esto”.

En cuanto a las medidas que se tomarán, adelantó que se evalúan “restricciones horarias” en el distrito con el objetivo de disminuir el incremento de contagios.

Para definir esas medidas, adelantó que a lo largo de la jornada se reunirán con expertos epidemiológicos y se realizará “una ronda de consulta con intendentes”, antes de anunciar este martes las medidas que se tomarán.

Dijo que las medidas que tomaron a principio del verano, cuando habían llegado a 4.500 casos diarios, después de haber tenido 1.300 hacia fin del año pasado, fueron acertadas.

Esas medidas, recordó, “fueron muy fuertes hacia las zonas turísticas” y permitieron “andar un camino de descenso” tras el pico registrado, aunque asumió que las cifras de contagios “siempre fueron altas” y solo se comenzó a observar un “esquema de descenso”.

En ese sentido, indicó que las medidas que se tomen a partir de ahora van a tener que ser similares a las que se decidieron en el verano, con “restricciones horarias, más focalizadas”.

Gollan analiza tomar medidas similares a las que se decidieron en el verano.
Gollan analiza tomar medidas similares a las que se decidieron en el verano.

En un extenso diálogo con el canal de noticias, Gollan indicó que se tratará de “preservar la cuestión productiva, comercial e industrial lo más posible, e incluso la presencialidad cuidada en las escuelas”, para lo que se requiere que la gente “cumpla las normas de cuidado”.

Más temprano, jefe de asesores del ministerio de salud bonaerense, Enio García, había dicho que la provincia evalúa restringir actividades recreativas ante la llegada de la segunda ola de coronavirus, luego de que el gobierno nacional anunciara medidas para frenar el avance de la enfermedad.

“Aumentó la ocupación de camas de terapia intensiva, se podría decir que empezó la segunda ola, es una tendencia que no ve posibilidades de ir bajando por lo menos a corto plazo”, dijo García en diálogo con AM750.

“Hay evidencia de que frecuentar espacios cerrados no colabora, por ahí no hace falta cerrar los bares, sino tratar de que la asistencia sea en veredas, terrazas o espacios abiertos”, indicó García.

“Hay evidencia de que frecuentar espacios cerrados no colabora, por ahí no hace falta cerrar los bares, sino tratar de que la asistencia sea en veredas, terrazas o espacios abiertos”.

Precisó que el objetivo sería aplicar “una serie de medidas escalonadas para ir intentando, y ver cómo impacta la curva”.

“Que sea algo más escalonado para evitar impulsar medidas sanitarias como las que adoptó Chile, que la semana pasada comenzó una gran cuarentena”, apuntó.

Precisó que en la provincia de Buenos Aires ya fueron detectados casos de coronavirus con las variantes de Manaos y el Reino Unido
Precisó que en la provincia de Buenos Aires ya fueron detectados casos de coronavirus con las variantes de Manaos y el Reino Unido

El funcionario precisó que en la provincia de Buenos Aires ya fueron detectados casos de coronavirus con las variantes de Manaos y el Reino Unido, más contagiosas, remarcó que por ahora no hay “circulación comunitaria”, aunque no descartó que eso pueda ocurrir, ya que en la Ciudad de Buenos Aires “sí hay casos sin nexo epidemiológico de ambas cepas”.

En relación a mayores restricciones para quienes regresen del exterior, dijo que “hay una situación compleja” ya que “hay turistas que necesitan volver” pero aclaró que “hay que tener el cuidado de que cuando vuelvan, más allá del resultado, tienen que cumplir con un aislamiento estricto de 14 días sin salir de casa, si se puede en un hotel, mejor, pero que se cumpla con esa cuarentena”.

Al ser consultado sobre la campaña de vacunación, García dijo que la provincia tiene la “capacidad de ampliar la capacidad, cuando lleguen más dosis”.

“Es difícil que uno vaya abriendo postas si no hay más dosis, si tenemos el suministro más previsible, uno puede planificar mejor y abrir más postas para reforzar”, informó.

“Tuvimos picos de más de 60 mil vacunados en un día, y podemos ampliar eso, en la medida que nos den más previsibilidad sobre la llegada de las dosis”, apuntó.