Una de las centrales contará una con tecnología China y otra con Nacional. Además, generarán 5 mil puestos de trabajo. Sobre ello hizo mención el Presidente de Nucleoeléctrica Argentina, José Los Antúnez

José Luis Antúnez el actual presidente de Nucleoeléctrica Argentina S.A, deslizó durante el transcurso de la actual jornada que los proyectos para la construcción de dos nuevas centrales nucleares se encuentran en avance. En este marco, una de las centrales contará con tecnología proveniente de la industria nacional y la otra lo hará con tecnología China. Asimismo, se estima que el plan generará 5.000 puestos de trabajo.

Al respecto, Antúnez confirmó esta mañana a Radio 10 “Estamos volviendo a los planes de 2014 y desde abril arrancamos con un plan de acción inmediata y otro estratégico a 10 años, que incluye construir un reactor con tecnología china y otro con tecnología propia”. En este sentido, las nuevas centrales se sumarán a las tres que funcionan en la Argentina: Atucha I, Embalse y Atucha II.

El ingeniero a cargo de la empresa que coordinara los proyectos de construcción, en este caso Nucleoelétrica Argentina S.A mayoritariamente estatal, deslizó que requieren de una inversión de US$8.000 millones. Además, estimó que “la puesta en marcha de ambos proyectos (primero el chino y luego el local), generarán unos 5.000 puestos de trabajo”.

Por otro lado, Antúnez explicitó que “el Poder Ejecutivo aprobó estos planes y en este momento tenemos en marcha terminar el contrato con los chinos para arrancar esa central lo antes posible, que es la que cuenta financiamiento asegurado para el nuevo reactor. Es la primera vez que la Argentina va a incursionar en la tecnología de uranio enriquecido”.

Las nuevas centrales podrán funcionar correctamente en aproximadamente “ocho años después de comenzada la obra. La misma doblará la capacidad nuclear instalada en la Argentina.

Por otra parte, será en en el Complejo Nuclear Atucha que la construcción de la central con tecnología china se emplazará. El mismo se ubica en la localidad bonaerense de Lima, el mismo complejo donde se encuentran las centrales nucleares Atucha I y II. Asimismo, el proyecto contempla la construcción de un Reactor de Agua Presurizada Hualong HPR1000, de origen chino, que utilizará el uranio enriquecido como fuente de calor.