El gobernador bonaerense afirmó que “si la inflación supera ese número, lo vamos a equiparar para que no pierdan salario”

En el marco de una serie de disposiciones económicas comunicadas por el oficialismo, luego de la derrota en las elecciones PASO, y de cara a las elecciones de el 14 de noviembre, el gobierno de la provincia de Buenos Aires informó que habrá un aumento salarial para la Policía Federal y el Servicio Penitenciario Bonaerense en los meses de octubre y noviembre, que se suma a los percibidos en marzo, julio y septiembre.

El gobernador Axel Kicillof hizo ese anuncio durante una entrega de patrulleros que el jueves pasado en Olavarría junto al ministro de Seguridad, Sergio Berni, luego de recorrer la Escuela de Policía “Juan Vucetich” descentralizada de ese distrito, con especialidad en Policía Rural.

El incremento será de un 11% que se dará en los meses de octubre y noviembre, por lo que con las subas anteriores, se llega a un 45,6% respecto a los salarios de diciembre de 2020.

De acuerdo a fuentes oficiales, el monto de la compensación por recargo del servicio, tanto para la policía como para los empleados del Servicio Penitenciario, se incrementará en noviembre.

En las últimas horas se difundió por Whatsapp una convocatoria a retención de tareas para mañana en toda la provincia, en reclamo a un aumento salarial “igual que la de la Policía Federal” y “quita de los recargos de servicios excesivos, las horas CORES tienen que venir incorporadas al sueldo ya, por las 48 horas mensuales que se pasa un efectivo cumpliendo su servicio y no son pagadas, sino son mal utilizadas porque después de cumplir con la jornada tienen que ir nuevamente recargadas”.

Además, reclaman “la construcción de un Hospital para uso de los excesivos de los efectivos que son heridos por los heridos por Actos de Servicios, como prometió el gobernador en septiembre del año pasado”.

Hubo una caída en los salarios de todos los trabajadores del Estado en los 4 años anteriores. Fue del 20% para trabajadores administrativos, de salud y educación. Esa caída que en promedio fue del 20% tuvo su extremo en la policía: 25,7% cayó el salario real de los y las agentes“, detalló el gobernador.

En ese contexto, consideró que “era una policía sin equipamiento, sin inversión y con deterioro salarial” y que su administración, además de invertir 37 mil millones de pesos, invirtió en salarios.

Primero, equiparamos el salario de la policía de la provincia al de las fuerzas federales porque nuestros agentes no tienen por qué ganar menos. Ya este año llevamos dado incrementos salariales y ahora, por el movimiento de los precios, decidimos una nueva suba, cuyo alcance será de un 46,5% anual“, resaltó Kicillof y explicó que se busca “recuperar lo perdido y seguir para adelante”.

El mandatario provincial sostuvo que si la inflación supera ese número, lo vamos a equiparar para que no pierdan salario”, y mencionó que al asumir, “las horas Cores estaban congeladas en $40”.

Luego de resaltar que su gestión llevó esa compensación por recargo a $123, anunció que “las vamos a incrementar hasta tocar los $180 y que se van a ver multiplicadas por 4,5 con respecto a cuando asumimos“.

Además, destacó que lo destinado a cada policía para la compra de uniformes en la gestión de la exgobernadora María Eugenia Vidal era de menos de $1.200, monto que su administración llevó a $5.000 “porque no puede ser que cada agente deba comprar su ropa y el Estado no lo reconozca“.

“Uniforme, horas Cores, recuperación salarial, inversión en vehículos y equipamiento, formación e instrucción, pronto habrá un hospital para la Policía y un cambio de raíz en la profesionalización de la policía“, detalló y consideró que “es así como vamos a recuperar el prestigio de nuestra fuerza policial, que cuenta con 100 mil agentes“.

Es fácil hablar de seguridad, pero invertir en seguridad requiere tener determinadas prioridades“, analizó el gobernador e indicó que también se está “jerarquizando a la policía” y expresó que “para cambiar la realidad, hay que hacer transformaciones de fondo“.

Con respecto a la protesta policial que fue convocada de manera anónima en redes sociales para el próximo viernes, Kicillof declaró que su administración “está cerrando paritarias en distintos sectores, como los de la salud, la educación y los estatales en general”.

“En el sector de la seguridad, lo que se hace siempre es adecuar los niveles a la paritaria (del resto de los trabajadores del Estado). La idea es que no pierdan poder adquisitivo, por eso decidimos el aumento”, explicó.

En ese contexto, comentó que “a veces hay intencionalidad política y nosotros vinimos a trabajar para recuperar la seguridad y, para eso, estamos haciendo inversiones históricas, que nunca se hicieron”.

Kicillof destacó que “los que quieran sacar provecho o generar hechos políticos en medio de la campaña, sabrán qué hacen y para quién trabajan”.