Así lo manifestó el intendente de esa localidad, Javier Gastón, en diálogo con Aire Bonaerense

Este martes 21 de julio desde la Municipalidad de Chascomús informaron el tercer fallecido por coronavirus en esa localidad. Se trata de una mujer de 96 años de edad.

Al respecto, el intendente Javier Gastón, en diálogo con AIRE BONAERENSE, brindó detalles sobre la situación epidemiológica en el distrito y explicó que los tres fallecidos eran “personas que tenían antecedentes de problemas de salud”.

“El resto de los casos confirmados han ido evolucionando y gran parte están de alta”, dijo, “pero obviamente el fallecimiento de tres vecinos de Chascomús nos llena de preocupación”.

Mientras marcaba que se están cumpliendo con los protocolos de aislamiento para los casos sospechosos y contactos estrechos, Gastón también señaló que la mayoría de los contagiados de la ciudad “han sido gente más joven que ha podido transitar la enfermedad incluso sin necesidad de estar, en la mayoría de los casos, en el sistema de salud”.

Desde el primer caso conocido en Chascomús, informado el 27 de abril, hasta el presente, la ciudad ha tenido 32 casos confirmado. “De esos, recuperados tenemos 26”, cuenta el intendente, “activos tenemos 3”.

Además, expresó que hay “una cantidad de vecinos que están en estudio a la espera del resultado del hisopado, y eso sí nos genera preocupación por la tardanza que estamos teniendo en tener los resultados”, y especificó que “hoy estamos con un atraso de una semana, 10 días”.

Gastón también llamó a la “responsabilidad individual” y que “los casos sospechosos se aíslen, que sigan al pie los protocolos para evitar que el virus se siga propagando”.

En ese sentido, informó que “desde la secretaría de salud municipal se va haciendo un seguimiento de cada uno de los casos, tratando de asistirlos, de contenerlos, machacar una y otra vez sobre los cuidado extremos que hay que tener y a no relajarnos”.

“Muchos casos que hemos tenido de estos 32 han sido importados”, contó y detalló “nosotros habíamos tenido un pequeño brote en un conglomerado a mitad de mayo que fue controlado, y después han ido sucediendo casos puntuales cada una semana, de gente que tiene alguna vinculación con el AMBA, ya sea que viene a trabajar a Chascomús, o proveedores que ingresan a la ciudad o vecinos de Chascomús que van a trabajar al AMBA”.

Además, contó que “hay otros casos que están en investigación epidemiológica tratando de dilucidar por dónde ha venido el contagio”.