Así lo afirmó el concejal del Frente de Todos Pablo Rosenfelt. En este sentido aseguró que “va a costar $60”

En los últimos nueve meses hubo un aumento del 48% en el transporte público en Bahía Blanca. Así lo afirmó Pablo Rosenfelt concejal del Frente de Todos. En eeste marco, el aumento se traduce en un costo de $60. Amplió la información al respecto el concejal en diálogo con el programa radial “Aire Bonaerense”, emitido por “Classique”.

“El boleto de colectivos va a costar $60. Se aprobó este mes, hace aproximadamente quince días en una sesión en la que me tocó ser miembro informante. Por supuesto nosotros votamos en contra. Lamentablemente, en los últimos siete meses en bahía blanca el boleto aumentó un 48%. Hay que tener en cuenta que en noviembre había aumentado el 26% y en la última sesión en la que se trató este tema aumentó un 22% en lo cual el acumulado del aumento fue del 48%”, afirmó Rosenfelt.

Además, profundizó en cuestiones históricas del aumento, destacando que “el boleto en los últimos veinte años (..) había aumentado un %1714 y desde que Gay es intendente en cinco años, el boleto de colectivo lamentablemente está en el orden del 213%”.

“A raíz de los aumentos en algunos aspectos sustanciosos y desmedidos hubo un fenómeno que me gustaría remarcar y es que ha mermado considerablemente la gente que viaja en el transporte público. No solamente pasó esto que decía de este aumento, sino que los subsidios locales para el transporte en el municipio es el denominado Pasajero Frecuente y tiene que ver con subsidiar a aquellas personas que más viajan en el sistema”, añadió.

Por otro lado, aseveró que “en el año 2018 cuando se produce la baja en este subsidio, una persona que viajaba en la categoría de 60 viajes tenía un subsidio de 45% y hoy pasó a ser del 25%. La persona que viajaba en los 30 viajes, tenía un subsidio del 38% y actualmente es del 15%. La merma fue considerable”.

“El aumento fue siempre sostenido, importante y considerable. Lo que han hecho últimamente le echan la culpa a la pandemia, ha bajado la gente que viaja en el sistema y lo que se ha hecho y hay que decirlo, en Bahía Blanca ocurrió un fenómeno el año pasado en el que nos opusimos y argumentamos, se le extendió la concesión a todos los empresarios que manejan el transporte público en la ciudad. Hay que tener en cuenta que Bahía Blanca tiene dos empresarios y a la vez un organismo estatal con capitales estatales que tenía tres líneas. Lo que ha pasado el año pasado es que (…) se ampliaron las concesiones a cinco años y a la vez las dos líneas más rentables que tiene la empresa que cuenta con el 98% de aporte municipal y les dieron a empresarios las líneas más rentables y se quedaron con las más deficitarias”, concluyó.