El Gobierno bonaerense amplía las reaperturas por la “desaceleración” del aumento de casos. Fue comunicado en la conferencia de prensa de este mediodía.

El gobierno de la provincia de Buenos Aires sumó una serie de actividades a la reapertura en el conurbano bonaerense, ante la “desaceleración” del aumento de casos en los municipios donde rige la fase 3 y la inversión en el sistema sanitario.

“Los contagios por Covid en el conurbano continúan en desaceleración”, y la gestión del gobernador Axel Kicillof “confía en que la inversión realizada en el sistema de salud permita la apertura de nuevas actividades”, informó un comunicado oficial de la administración bonaerense.

De esta forma, el gobierno provincial decidió permitir las actividades religiosas y de culto con presencialidad, pero limitadas a no más de 20 personas. Como máximo, podrá haber una persona cada cuatro metros cuadrados.

Además, vuelven los talleres en establecimientos culturales y estudios. Artistas podrán ensayar en sus estudios con protocolos, pero con no más de 10 personas, que se tendrán que distribuir en una persona cada cuatro metros cuadrados.

También se vuelven a permitir los rodajes de televisión y producciones audiovisuales con un estricto protocolo, en un contexto donde la curva se desacelera en el Área Metropolitana de la provincia de Buenos Aires, mientras que sube en los distritos bonaerenses fuera de ese territorio.

“El refuerzo del sistema hospitalario bonaerense demandó una inversión de más de 22 mil millones de pesos y aún hoy continúan destinándose recursos a hospitales, guardias, centros de atención primaria, unidades de terapia intensiva, insumos y más personal sanitario efectivo”, indicaron desde la gobernación.

La administración bonaerense aseguró que “esta inversión es la que permite que hoy, cuando la situación de contagios todavía es elevada, la ocupación de las camas de terapia intensiva en la Provincia no supere el 60%”.