El médico infectólogo y asesor del gobierno criticó  la campaña de vacunación y responsabilizó a las jurisdicciones de ello

 

En el marco de la campaña de vacunación y las nuevas flexibilizaciones, el médico infectólogo y asesor presidencial Eduardo López dialogó con el programa radial “Aire Bonaerense”. En este sentido señaló que “Hay que aumentar el ritmo de vacunación. Se sigue vacunando a un ritmo que no es el ideal. Ese es el problema que más tenemos que atacar y eso es responsabilidad de las jurisdicciones”.

En cuanto al revuelo originado por las nuevas flexibilizaciones que estipuló el gobierno, López aseveró: “Son flexibilizaciones de medidas, no de relajamiento. En ningún momento se dijo que se terminó la pandemia a pesar de que las interpretaciones entienden que se terminó. Es una flexibilización de grado moderado, en la cual se trabaja con aforos de no más del 50%. Se dice que no es necesario usar el barbijo cuando uno está al aire libre y solo. En realidad no me parece que sean medidas extraordinarias. Se va hacia un camino que debe ser monitoreado primero acorde al número de casos, segundo por la cepa delta y tercero en función de lo que uno vaya vacunando”.

“Uno no puede flexibilizar en función de si la gente va a cumplir o no va a cumplir. Hay un gran aprendizaje que la gente tiene que entender que uno tiene que seguir cuidándose. En esto tenemos que tener la suficiente madurez para cumplir con lo que estipula la medida”, añadió.

Además, reflexionó sobre la variante Delta y dijo que “en el caso de que ingrese alguien que no tiene las dos dosis deberá hacer el aislamiento. ¿Por qué en Argentina parece que hubiéramos hecho una revolución sanitaria cuando en el fondo estamos haciendo muy parecido a lo que hacen en otros países? Si usted quiere ir a Italia, tiene que tener dos dosis de PCR negativo, además Italia delimita qué vacunas tienen que usarse. No olvidemos que hasta hace una semana querían que se abriera todo y ahora  nos enojamos porque se abre”.

“En Argentina en este sentido, habrá que seguir monitoreando y testeando y estar muy atentos a como viene la articulación. El mejor bloqueo a la variante Delta es vacunar con dos dosis. En esto hay una responsabilidad importante en que vacunemos con dos dosis”, agregó.

“Hay que aumentar el ritmo de vacunación. Se sigue vacunando a un ritmo que no es el ideal. Ese es el problema que más tenemos que atacar y eso es responsabilidad de las jurisdicciones. Eso es lo que tenemos que trabajar. En vez de discutir lo importante, tenemos que trabajar todos. Lo segundo es vacunar y testear. Es evidente que el número de casos ha disminuido”, concluyó.