Con el propósito de que estudiantes de abogacía de universidades públicas del país incorporen destrezas en litigios en audiencias orales y públicas, las carteras de Educaciòn y Justicia construirán áreas específicas en las distintas facultades

El ministro de Educación, Jaime Perczyk, y el viceministro de Justicia, Martín Mena, firmaron este miércoles un convenio en el que se brindan 100 millones de pesos destinados a la construcción de salas de simulación de prácticas profesionales en facultades públicas de Derecho.

La intención del acuerdo es impulsar “Espacios de Simulación de las prácticas profesionales, para la capacitación y adquisición de destrezas de litigio en audiencias orales y públicas, para los estudiantes de abogacía de universidades públicas del país, y así fortalecer el sistema de enseñanza y su formación teórico–práctica.

La inversión económica es otorgada por el Ministerio de Educación para los espacios es de 100 millones de pesos, mientras que el Ministerio de Justicia es el responsable de brindar asistencia técnica y asesoramiento a las casas de estudio para la implementación de distintos proyectos.

El convenio tiene un objetivo muy concreto y desde el Ministerio de Justicia estamos trabajando fuertemente para poder avanzar en la implementación, por etapas, en todas las jurisdicciones del país“, declaró Mena durante el encuentro, y afirmó que queremos cambiarle la lógica a todo el proceso de reformas y este aporte del Ministerio de Educación para crear espacios de prácticas profesionales es fundamental“.

Asimismo,  Perczyk detalló que “somos parte de un Gobierno que ha decidido invertir en la educación universitaria y eso es central. Hemos optado por financiar carreras de ingeniería, becas, la construcción de edificios y hoy firmamos un convenio para potenciar la investigación, el equipamiento y la infraestructura“.

Por otra parte, el presidente del Consejo de la Magistratura, Diego Molea, señaló que la justicia tiene que adoptar una perspectiva federal, que comience en las instituciones educativas y se extienda a cada organismo del sistema. Fortalecer los espacios de formación redunda en una mejor institucionalidad“.