El índice industrial Dow Jones cayó debajo de los 35.000 puntos y junto con el S&P 500 que aún resiste en los 4.400 puntos bajaron 1,1%.

Las acciones registraron hoy un nuevo retroceso en Wall Street como consecuencia de la nueva expansión de los casos de coronavirus, la contracción de la demanda y tras conocerse un informe de la Reserva Federal (FED) en la que reconoce que analiza una reducción más rápida de la compra de activos tóxicos.

El índice industrial Dow Jones cayó debajo de los 35.000 puntos y junto con el S&P 500 que aún resiste en los 4.400 puntos bajaron 1,1%, mientras que el tecnológico Nasdaq acentuó su corrección y descendió 0,9%, de acuerdo con datos proporcionados por el NYSE.

La liquidación de acciones se aceleró en la última hora de negociación, siendo las empresas de tecnología, energía, salud, financieras e industriales las que más pesaron en la baja.

El mercado reaccionó con preocupación a la publicación de las minutas de la última reunión de política de la Reserva Federal, que confirmó que los legisladores del banco central consideraron firmemente una aceleración de la reducción de compras de activos tóxicos.

El aumento de casos de la variante Delta del coronavirus en el verano boreal afecta considerablemente al mercado y está poniendo en duda una rápida recuperación de la economía.

Las minutas de la reunión de la FED de fin de julio, mostraron que los funcionarios discutieron la idea de comenzar a reducir el apoyo extraordinario a la economía para finales de este año, aunque no llegaron a una decisión firme sobre el cronograma de reducción de compras de activos.

La mayor preocupación de los inversores es que la FED tome una decisión sin aviso mucho antes de 2022, lo cual impactaría en la recuperación de la demanda.