Piden que la provincia considere los protocolos de seguridad presentados para volver a funcionar. Aseguran que, tras más de 70 días de inactividad, se ven en una situación límite

Propietarios de gimnasios de Bahía Blanca se manifestaron frente al palacio municipal para pedir que se autorice el funcionamiento de sus locales, cerrados preventivamente desde el 16 de marzo.

“La situación ya es insostenible”, le dijo uno de los manifestantes a Telefe Bahía. “Se siguen sumando deudas, se siguen sumando necesidades”, agregó.

El manifestante explicó que la situación tras más de dos meses de inactividad es muy difícil desde el punto de vista económico, y también por sus aspectos psicológicos.

“El estrés que esto te genera, ¿no?, porque vos estás en tu casa sin generar sustento para tu familia”, explicó.

Los dueños de gimnasios se han unido para hacer oir su voz ante las autoridades municipales, y pedir que su reclamo sea elevado a la provincia.

El grupo ya había elaborado un protocolo de funcionamiento que contempla la distancia social para volver a funcionar.

Esas normas fueron adaptadas con algunos puntos sugeridos por las autoridades municipales luego de una reunión, como no compartir espacios ni máquinas.

Los propietarios creen que la adopción de esos cambios y el número reducido de personas que proponen deberían ser suficientes para que su actividad tenga luz verde.