La campeona paralímpica de Alemania en 1972, en la categoría de básquet sobre ruedas, afirmó que “fue realmente muy lindo”

 

La campeona en la categoría básquet sobre ruedas de los juegos paralímpicos de Alemania 1972, Diana Masini, en diálogo con Aire Bonaerense, contó cómo quedó seleccionada para participar en natación y carrera de sillas sobre ruedas. Además de mencionar sus otras aficiones: entre ellas su título en medicina. 

Masini aseguró que “participaba regularmente de los torneos nacionales de Buenos Aires” y que a esas competencias “llevamos nuestros atletas y a mí ese año me seleccionan para natación y para carreras de sillas de ruedas”, y agregó que finalmente fue “seleccionada para viajar a Alemania a Heidelberg”.

Empecé primero como suplente y terminé jugando la final”, explicó y agregó que “Cuando ganamos contra las de Jamaica yo estaba ahí en la cancha”. “Fue una gran emoción”, finalizó.

Nunca sentí que mi pierna me limitara para hacer nada”, expresó, ni lo percibió “como una limitación”. Masini manifestó que armó “una familia tengo 4 hijos”. “No le puedo pedir más a la vida”, finalizó Masini que se encuentra radicada en Neuquén desde 1988.

En relación con sus aficiones declaró que “lo que más me gustaba era nadar”, que empezó a entrenar como parte de su tratamiento por la enfermedad que padece desde que tenía pocos meses de edad (poliomielitis).

Con respecto a su pasión por la música contó que toca la flauta traversa y que en Neuquén se “le dio la oportunidad” de tocar, comenzó “en la escuela sin instrumento” y posteriormente “se armó en el estudio una banda de jazz” en la que participó “un tiempo largo, un año, casi dos” pero que dejó en el año 2010 para centrarse en su trabajo como médica.