El sospechoso estaba escondido en un descampado cercano a la escena del crimen

Cristian Adrían Jeréz, de 19 años, fue detenido este madrugada acusado de femicidio de Ludmila Pretti, en Francisco Álvarez, partido de Moreno, informaron fuentes policiales y judiciales.

El joven, que este lunes se fugó de la puerta de la comisaría, estaba escondido entre unos matorrales en un terreno baldío cercano a la escena del crimen. De acuerdo a las primeras versiones, su teléfono celular se activó en un descampado de la zona y el sistema de geolocalización fue la clave que permitió encontrarlo.

Jeréz era buscado desde este lunes por orden del fiscal Federico Soñora, a cargo de la investigación. El acusado alquilaba la casa de la calle Diario La Nación al 4000 a la que Ludmila había ido el sábado a la noche para festejar un cumpleaños y en la que, horas después, la encontraron muerta en una habitación, entre dos colchones.

El padre de Ludmila, Leandro Pretti, aseguró que estuvo con el presunto femicida en la puerta de la comisaría: “Estuvo hablando conmigo. Me vio la cara, me dijo que iba a buscar el documento y no volvió nunca más. No lo tendrían que haber dejado ir”. Pero se escapó, y después se supo que el mismo joven tenía amenazados a sus vecinos y que solía hacer fiestas en su casa e “invitar” luego a distintas chicas para que se quedaran a dormir”.