Su madre, Cristina Castro, estuvo presente en el momento del hallazgo y lo reconoció. El objeto, que sería un regalo familiar, fue marcado por el perro entrenado Yatel.

El caso del joven de 22 años desaparecido desde el 30 de abril sigue en investigación. Un perro adiestrado encontró un elemento personal de Facundo Astudillo Castro en la dependencia policial de Teniente Origone (Villarino), su localidad natal.

 

El perro entrenado Yatel, marcó una bolsa transparente alojada en un depósito de la comisaria sospechada. En su interior había un paquete de cigarrillos en estado de descomposición y un elemento de color verde que la madre reconoció.

“En esa bolsa putrefacta había un regalo que le había hecho mi mamá a mis hijos, hace más de diez años. Algo que Facundo llevaba en su mochila todo el tiempo”, confirmó su madre, Cristina Castro, en declaraciones para un medio local.

Es la segunda vez que el perro rastreador marca “esencia odorífera” del joven en una dependencia policial. La anterior había sido el 22 de julio pasado, cuando el mismo can señaló al menos dos vehículos que fueron utilizados por miembros de la policía bonaerense.