Pese a que recién desde este martes el Gobierno porteño habilitó la reapertura de nuevas actividades, los accesos colapsaron.

Los ingresos a Capital Federal, sobre todo desde la zona sur del AMBA, registraban esta mañana un gran caudal de tránsito, provocando el colapso en la Autopista Buenos Aires-La Plata.

Desde la salida de Bernal hasta la zona de la Usina del Arte, donde está ubicado el primer control policial en esta autopista, las demoras, desde las 6 de la mañana, superaban la hora y media.

También en el Puente Pueyrredón se registraban muchas demoras durante la mañana, al punto que la cola de autos para ingresar llegaba hasta la Plaza Alsina, en la avenida Mitre y la calle Alsina.

Desde la zona norte del Gran Buenos Aires, sobre todo en la Panamericana, el tránsito registraba un movimiento más fluido, pero cargado en el movimiento hacia Capital Federal.

En la General Paz se registraban importante demoras en algunas zonas, sobre todo llegando a Mataderos, en ambas manos, y en la subida de la avenida Rivadavia, en el barrio de Liniers.