El politólogo además de consultor político Urios Aníbal analizó el contexto institucional que atraviesa el oficialismo y destacó que “este montaje que están haciendo, lo veo más una obra de teatro para mostrar que el Kirchnerismo no es Alberto”

 

Luego de que en el transcurso de la jornada del día miércoles, diversos ministros cercanos al kirchnerismo pusieran a disposición la renuncia ante el primer mandatario nacional, se empezó a poner sobre la mesa el término “Crisis institucional”. En este marco, en el programa radial “Aire Bonaerense” dialogaron con Urios  Aníbal, politólogo, especialista en relaciones internacionales y consultor político. En este contexto, Urios señaló que lo que ocurrió fue más “una obra de teatro para mostrar que el Kirchnerismo no es Alberto”.

“El cachetazo en las urnas de lo dieron por un manejo que evidentemente a la gente no le gusta que es mirar por el espejo retrovisor, echar culpas y que los problemas no se resuelvan. Al mismo electorado que le dijo que no, esto no le gusta. Las elecciones PASO que ya casi no tienen sentido, (…) la opinión pública entendía que era para resolver sus problemas internos. Que la clase dirigente resuelva sus cosas. Nosotros damos un mensaje pero ustedes resuelvan. El kirchnerismo no lo resolvió en las PASO y lo  quiere resolver ahora cuando no es el momento”, aseguró Urios.

Además analizó: “La estrategia de campaña fue mostrar la unidad. En la mayoría de las provincias en el Frente de Todos no hubo internas. Solo en seis provincias. No resolvieron sus problemas en las PASO no los quieran resolver ahora en el gobierno. Este montaje que están haciendo, yo lo veo más una obra de teatro, es mostrar que el Kirchnerismo no es Alberto. A él lo pusieron en la mesa de entrada a recibir los cachetazos y en algún momento se iba a cansar. Esto es un montaje para decir que no estamos de acuerdo con Alberto, él es el culpable de todo, nosotros queremos salvarnos”.

Por otro lado añadió: “Esto lo que hace es enojar más a la gente a aquel disgustado que quizás votó dudando pensando en darle un simbronazo para ver si se acomoda y pueden recalcular y buscar más soluciones completas a corto plazo. Que de alguna manera dieron un esbozo de eso al reflotar el IFE, vamos a buscar alguna herramienta de impacto directo. Ese era más el camino sin emitir tanto billete porque eso impactaría en la inflación. Me parece que ese mensaje y el mensaje que dio el presidente cuando se subió al escenario diciendo entendimos, queremos escuchar a la ciudadanía, ese era el camino. Después de todo eso, viene este lío”.

“Estos enojos internos no le favorecen al espacio. Me parece que acá no hay que salvar a un grupo y a otro condenarlo. La unidad que venía poniendo la opinión pública es sentarse, ponerse de acuerdo que fue el gran discurso de Alberto en el 2019. Cerremos la grieta, sentémonos, dialoguemos, tenemos que sacar a la Argentina adelante, ahora no lo están demostrando y no los va a beneficiar de acá a cincuenta días”, añadió.

“Si fuera asesor del presidente y la verdad que las decisiones en cuanto a ese futuro las tenés que tomar vos. Si él cree que tiene que bancar al ministro de economía es el presidente. Yo me sentaría a hablar con Cristina y no desestabilizaría el gobierno. Entiendo que el ministro no pudo encontrarle la vuelta a muchas cosas, eso es real, pero pasarle factura por una elección, no tiene asidero. Si le pasan factura que sea por cuestiones económicas porque si ganaban nadie hablaba del ministro de economía”, concluyó.