A una semana del asesinato del menor Luciano Olivera en Miramar, la fiscal Caro tiene prueba nueva que podría modificar la noción del hecho.

La fiscal de Miarmar, Ana Caro, analiza por estas horas las nuevas pruebas en la investigación por el crimen del menor Luciano Olivera (16) y no descarta la posibilidad de agravar la conducta del policía Maximiliano González (25) con “alevosía”.

Hasta el momento la imputación contra González es de homicidio agravado por ser cometido por un miembro de fuerza de seguridad en funciones, pero las últimas novedades periciales, que incluyen, autopsia, balística y videograbaciones podrían modificar el escenario de los sucedido en avenida 9 y 34 de la vecina localidad.

De acuerdo a los datos a los que accedió LA CAPITAL, el informe ampliado de autopsia confirmó que el causal de muerte fue un paro cardio respiratorio traumático secundario a shock hipovolémico por una lesión de arma de fuego. Pero lo trascendente del reporte es que esa lesión fue provocada por un proyectil que afectó el pericardio en la cara anterior transfixiante de cavidades cardíacas, base de pulmón derecho, diafragma y lesión hepática, con orificio de salida en región posterior, a la altura de la décima costilla.

La herida transfixiante supone un trazo, afectando órganos, y en este caso se percibe un trayecto de arriba hacia abajo y de derecha a izquierda. Esta información se complementa con el video captado por una cámara de seguridad en el que se puede observar el momento en el que ocurre el hecho. Todo indica que González, de pie y con el brazo extendido, tuvo diferencial de altura suficiente respecto al menor que iba agachado en la moto para generar una trayectoria compatible con la lesión. En ese escenario, ratificado por el video, González dispararía desde una distancia mayor a los 8 metros y lo hace contra una víctima que no representa ningún peligro y que está indefensa.

Pero además, el peritaje sobre el arma arrojó que no pudo haberse disparado de manera accidental porque todos los sistemas de seguridad funcionaban a la perfección.

Frente a este panorama de indicio e evidencia combinada, la fiscal Ana Caro podría agregar el agravante de la alevosía que no aumenta la pena ya que la calificación inicial contempla la prisión perpetua.

Por otra parte ante algunas declaraciones a la prensa del abogado Gregorio Dalvon, que representa a la familia de Olivera, en el sentido de que pedirán la detención de todos los policías involucrados en el procedimiento, la fiscal Caro adelantó que por el pronto solo está enfocada en el homicidio. “Si al avanzar en la investigación se advierten conductas que configuren algún otro delito, por supuesto que el Ministerio Público actuará al respecto”, dijo a este medio.

Fuente: https://www.lacapitalmdp.com/la-fiscal-caro-evalua-el-agravante-de-la-alevosia-en-el-crimen-de-luciano-olivera/