Así lo confirmó el director provincial de hospitales de la provincia de Buenos Aires en diálogo con AIRE BONAERENSE.

El doctor Juan Sebastián Riera explicó que el Gobierno bonaerense se está “readecuando para poder afrontar el pico máximo que, posiblemente, puede presentarse en estos meses”, en referencia a los casos sintomáticos de coronavirus que podrían confirmarse en la Provincia.

En ese sentido, sostuvo que “es indispensable contar con esa tecnología para que no sature el sistema de salud si se llegara a empeorar la situación”.

Y agregó: “en un escenario más critico, estamos poniendo todos los recursos necesarios para garantizar la disponibilidad de camas críticas, con sus respectivos respiradores”.

Riera contó que las medidas adoptadas por el Presidente Alberto Fernández, sobre decretar el aislamiento social obligatorio y el cierre de fronteras “va a tener un impacto positivo y nos va a permitir aplanar la curva y no tener un pico que ponga en riesgo la oferta del servicio”.

En consonancia con el Gobierno Nacional, la Provincia adquirió 500 respiradores y recuperaron los que no estaban operativos, 400 monitores multiparamétricos y sumaron 900 camas más y ya cuenta con 1700 en total. De este modo, se incrementó un 70% la capacidad de las terapias intensivas.

Además, Riera explicó que en los hospitales modulares que se están construyendo, se suman 500 camas más.

Por su parte, esta tarde mantendrá una reunión con autoridades de Fecliba y Acliba, donde desde el sector privado podría aportar unas 2000 camas de terapia intensiva, y con otras 1000 que se encuentran distribuidas en hospitales de los municipios bonaerenses, “ya son más de 5000 lugares disponibles”.

A pesar de contar con gran cantidad de camas para el tratamiento de casos sintomáticos de coronavirus, el director provincial de Hospitales pidió “tratar de evitar el contagio y se siga fomentando el aislamiento”.

“Hoy esas camas no están vacías, pero durante el periodo de dos o tres meses, el Ministerio tiene que dar una oferta dual, con consultas generales y poder atender los casos de coronavirus”, sostuvo.

Por su parte, aquellas intervenciones quirúrgicas que se encuentran programadas para los próximas semanas, explicó que “se posponen aquellas que no vayan en desmedro o deterioro de salud de las personas”.