La pandemia del coronavirus desembarcó en Bahía Blanca el 20 de marzo, mismo día en que comenzó la cuarentena obligatoria. Ese viernes, autoridades sanitarias de la ciudad se encargaron de confirmar el primer caso de COVID-19.

Sin embargo, funcionarios municipales y profesionales de la salud advirtieron, previo al primer caso, que la situación podía desatarse en cualquier momento, con pronósticos poco alentadores.

Y sin dudas, lo ocurrido en el Hospital de la Asociación Médica es un reflejo de lo indicado por los expertos.

La transmisión por conglomerado que derivó en el centro médico de Patricios y Viamonte, infectó a 21 personas entre personal de la salud, empelados de mantenimiento y familiares, y aumentó considerablemente el número de contagiados en la ciudad.

Dicha situación, que habría iniciado por fallas culturales, según autoridad del sanatorio, originó la suspensión de nuevas internaciones y el posterior cierre del hospital.

Desde su cierre, registrado a mediados de abril, hasta la fecha, personal sanitario llevó a cabo tareas de desinfección en el centro médico. Asimismo, se realizaron más de 200 testeos de coronavirus, con el fin de detectar a aquellas personas infectadas.

Nuevas Medidas de Seguridad Sanitaria

Tras más de 14 días cerrado, el hospital reabrió hoy sus puertas. El regreso a la actividad en el nosocomio se cumple con una diferenciación bien marcada en dos sectores: por un lado, la zona habilitada para casos de COVID-19 y sospechosos, y por el otro, espacios dedicados a la atención de otras patologías.

Esa separación se notará ya desde el ingreso al edificio por el sector de la guardia, sobre calle Viamonte. Allí habrá dos ingresos separados para los casos posibles de Coronavirus y para las otras emergencias.

Dentro del hospital, la separación será igualmente estricta y ya no habrá ningún contacto entre las zonas de cirugía y el área de cínica médica. De la misma manera, se ponen en funcionamiento dos sectores de terapia intensiva.

La ausencia de 12 personas integrantes del plantel sanitario también obligó a una redistribución de tareas. La primera de las enfermeras que dio positivo para Coronavirus a mediados de abril, ahora resultó negativo por primera vez en los testeos que se van haciendo para el seguimiento de la enfermedad.

Con la reapertura, todas las instalaciones del hospital quedaron disponibles para internaciones y atención de emergencias. En cuanto a los pacientes que habían estado en el ex Ferroviario, y que habían sido trasladados al Hospital Privado del Sur, las autoridades dijeron que se evaluará caso por caso si es conveniente que sean regresados al edificio de calle Patricios.

Antes de la reapertura, autoridades del HAM ofrecieron una conferencia de prensa en la que hicieron un balance de las más de dos semanas en las que el hospital permaneció cerrado.

En la conferencia de prensa que antecedió a la reapertura, no se habló de errores en los protocolos, y señalaron que lo ocurrido servirá para reacomodar protocolos de trabajo