Las fórmulas a nivel presidencial ya están definidas y no habrá internas. “El sentido era que la ciudadanía participara de una interna abierta para definir los candidatos, pero cuando hay listas únicas se pierde eso”, aseguró Adrián Pérez, secretario de Asuntos Políticos de la Nación. Una eventual suspensión tiene que ser con acuerdo del Congreso Nacional.

El secretario de Asuntos Políticos, Adrián Pérez, que cumple funciones dentro del Ministerio de Interior, se quejó del costo que las elecciones primarias (PASO) del 11 de agosto para las que no se usarán para definir internas, uno de los fines con las que fueron creadas.

Hasta el momento, todos los frentes electorales que competirán por la Presidencia, el Congreso y cargos irán a las elecciones con lista única, por lo que las PASO servirán a modo de “gran encuesta”.

“Todo el proceso electoral cuesta 10.200 millones y las PASO siempre son las elecciones más caras, se lleva más del 40 por ciento, es decir que salen más de 4 mil millones. Por eso, entiendo los cuestionamientos porque se organiza una elección con un costo alto para no dirimir ninguna candidatura”, indicó Pérez. En diálogo con Radio La Red, subrayó que “el sentido era que la ciudadanía participara de una interna abierta para definir los candidatos, pero cuando hay listas únicas se pierde eso”.

Como está establecidas por ley electoral, las PASO no pueden ser suspendidas por Decreto de Necesidad y Urgencia. “Tendría que ser con un acuerdo, que pase por el Congreso y que se suspenda para este escenario, esta coyuntura donde no va a haber competencia entre las fuerzas”, refirió el funcionario.

“Algo similar había ocurrido en 2017. Chile, por ejemplo, tiene un sistema de primarias que no es obligatoria para el partido cuando tiene lista única, ni para el ciudadano. En algún momento tenemos que poder revisar la ley”, manifestó.

En ese sentido, Pérez recordó que “el Gobierno siempre dijo que es necesario revisar este sistema”. “Cuando hicimos el planteo, no tuvimos consenso. Las leyes electorales requieren una mayoría especial. Desde el Gobierno se planteó la posibilidad de revisar y ahora tiene mucho sentido. No hay competencia, las listas son únicas, actúan casi únicamente como una gran encuesta nacional”, subrayó.