El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, confirmó la continuidad de la cuarentena en la Provincia ya que «es un distrito complejo y el mayor riesgo es la circulación». Además, aclaró cómo será la habilitación de algunas industrias.

«No podemos confiarnos, la enfermedad está contenida pero no controlada», sostuvo Kicillof durante la conferencia de prensa desde la Residencia de Olivos, junto al presidente Alberto Fernández en el anuncio de la extensión de la cuarentena hasta el 24 de mayo. «Nos toca seguir en casa, la provincia es un distrito complejo y el mayor riesgo es la circulación», añadió.

Industrias y comercios

Por otra parte, el gobernador bonaerense anunció la próxima autorización para que comiencen a funcionar algunos sectores industriales y comercios de «proximidad». En ese sentido aseveró que «si no se produce va a haber problemas de desabastecimiento y de precios», y advirtió que esa situación no la van a «permitir».

«Ya tenemos un avance muy grande en el terreno para solicitarle al gobierno nacional la autorización para empresas y en ramas de producción. Los protocolos primero deberán ser solicitados por los intendentes a las empresas y luego aprobados por el gobierno provincial para ser elevados al gobierno nacional», afirmó.

En ese sentido, explicó que la movilidad de los trabajadores de las industrias que se activen «deberá ser provisto por la propia empresa». De esa manera, se busca evitar el uso del transporte público, donde se trasladan trabajadores considerados esenciales.

En tanto, serán habilitados los «comercios de cercanía, barriales, con trabajadores de cercanía y con clientes de cercanía» que también deberán ser notificados por los municipios a las autoridades provinciales. Sobre este punto Kicillof explicó que su apertura «será de manera gradual y cuidadosa. Siempre con la posibilidad de que vayamos para atrás, porque un error se paga en vidas si aparece un foco».

Sistema sanitario

Sobre el sistema sanitario bonaerense, Kicillof señaló que se ha ampliado «de manera inédita» su capacidad de atención al pasar de contar con 422 camas de terapia intensiva en hospitales provinciales a 976, desde el inicio de la pandemia hasta ahora, además de los hospitales modulares que está construyendo en el Gobierno Nacional en la Provincia.

«Es decir lo que necesitábamos al principio de la pandemia no lo teníamos. Hoy se ha puesto a la provincia de Buenos Aires en muchísimas mejores condiciones y eso nos llena de orgullo», sostuvo.

En otro pasaje de su alocución, Kicillof precisó que hay sesenta municipios donde no ha llegado el coronavirus. Dijo también que, a partir de la disposición nacional para zonas de baja peligrosidad y baja densidad poblacional, ya han sido autorizadas actividades comerciales y productivas pero con un «estricto control en la circulación», a diferencia de lo que ocurre con el conurbano bonaerense, donde la situación es «distinta».