“El comienzo del debate oral contra el Juez de Familia Claudio García constituye un hecho sin precedentes en el ámbito de la justicia y es el resultado de la lucha que viene sosteniendo en materia de género el sindicato desde hace varias décadas”, expresaron desde la AJB.

El magistrado Claudio García fue denunciado por la Asociación Judicial Bonaerense (AJB) ante la Suprema Corte de Justicia y el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados luego de que una trabajadora del Juzgado soportara durante varios meses propuestas sexuales no consentidas y maltrato laboral.

En aquel momento, la AJB realizó formalmente el reclamo de otorgamiento de licencia compulsiva a la Suprema Corte mientras durase el proceso de enjuiciamiento, pedido que fue desestimado “por considerar que los elementos de prueba eran insuficientes”. Por su parte, el Tribunal -durante la Presidencia de Hilda Kogan- no solicitó el apartamiento del magistrado y dispuso el traslado de la denunciante a otra dependencia, al poco tiempo de haber efectuado la denuncia contra García.

“Estas decisiones propias de un Poder machista y patriarcal no doblegaron la decisión de la trabajadora y del sindicato, que profundizaron la organización colectiva y el reclamo de separación del cargo del Juez García”, sostienen desde Judiciales.

Esa presión generó que el Jurado de Enjuiciamiento resolviera en febrero de 2018 el apartamiento preventivo del magistrado. Claro está que ello sucedió sin referir a la violencia de género padecida por la trabajadora, sino fundándose en otra denuncia impulsada por la Procuración General por mal desempeño del magistrado en el ejercicio de sus funciones, que se acumuló a la anterior. Apartado el juez de su cargo, la acción gremial de la AJB logró que la trabajadora fuera reincorporada a su lugar de trabajo.

Posteriormente, tanto la Procuración General como la Comisión Bicameral mantuvieron la acusación sobre los hechos de acoso sexual y violencia laboral denunciados por la trabajadora y la AJB, cargos que fueron admitidos por el Jurado de Enjuiciamiento.

“En el jury impulsado por la AJB contra el juez Claudio García quedó demostrado que el magistrado incurrió en actos de acoso sexual, violencia psicológica y violencia laboral, todos ellos cometidos en un marco de violencia de género. Esta situación tiene un agravante: siendo juez de Familia, el magistrado era el responsable de proteger a las mujeres de estos hechos dentro del ámbito territorial de su jurisdicción”, expresó Débora Bertone, secretaria de Género e Igualdad de Oportunidades de la AJB en declaraciones radiales.

“La decisión de la trabajadora, el acompañamiento de sus compañeras y compañeros del Juzgado y de la AJB fueron claves para que el Jury avance. Estamos a un paso de producir un antecedente histórico: la expulsión de un magistrado por ejercer violencia de género en el ámbito laboral”, agregó Bertone.

“Queda demostrado que el camino de la denuncia y la lucha contra la violencia de género que sostenemos desde la AJB es sumamente importante para transformar un Poder Judicial machista y patriarcal. Desde la AJB exigimos la expulsión del Juez Claudio García y una sentencia ejemplar del jurado de enjuiciamiento integrado por legisladores, abogados y el presidente de la Suprema Corte a fin de avanzar en una justicia con perspectiva de género y a favor de la clase trabajadora”, concluyó.