En diálogo con AIRE BONAERENSE, el propietario del Colegio del Sol de la ciudad de La Plata manifestó que no es posible bajar las cuotas mensuales porque “los gastos de sueldo a docentes e impuestos siguen siendo los mismos” pero aseguró: “vamos a hacer lo posible para que ninguna familia saque a su hijo del colegio por no poder abonar la cuota”.

Las instituciones educativas privadas sufrieron una merma de sus ingresos con la cuarentena. La mora va desde un 50% hasta un 80% en toda la provincia de Buenos Aires y preocupa a la Cámara de colegios Privados, quienes mantuvieron una reunión con el ministro Trotta para buscarle una solución al serio problema económico.

Martin Branne es propietario del Colegio del Sol, institución ubicada en Gonnet y brinda educación inicial, primaria y secundaria. Actualmente, se encuentra atravesando por una grave situación al no poder abonar los sueldos de los docentes, al igual que los impuestos y servicios mensuales.

En una charla con el programa radial AIRE BONAERENSE, Branne manifestó que “es una situación anormal para todos, nos sorprendió por igual. Los colegios privados, como les pasa todas las empresas, tenemos los mismos gastos que los meses anteriores pese a tener cerradas las aulas ante la medida del Gobierno”.

Por la cuarentena dictada por el Presidente ante la pandemia por coronavirus, “el servicio de enseñanza se trató de mantener de manera virtual. La realidad implica no poder dar acompañamiento de manera presencial, pero seguimos brindando aprendizaje a los alumnos”, explicó Branne.

En ese sentido, contó que “en lo económico, nos preocupa es poder seguir abonando los salarios y sueldos de los docentes, pero no podemos exigir a los padres y madres que la están pasando mal que paguen cuando no pueden”. Por eso, “les pedimos que nos manden un mail y nos cuenten su situación, ya que no queremos que ningún chico deje de venir por un tema económico. Vamos a hacer lo imposible para que ninguna familia saque a su hijo del colegio”, sostuvo.

“Tenemos que ser empáticos y aportar entre todos en una situación difícil”, agregó.

Durante la reunión con el ministro de Educación, también surgieron recomendaciones para afrontar la situación y, desde el Gobierno, se planteó tener consideración por las familias que son golpeadas económicamente. Pero desde la Cámara piden ayuda estatal para poder solventar los gastos que aún siguen teniendo todos los colegios.