Se trata de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), la Asociación del Magisterio de la Enseñanza Técnica (Amet), la Unión Argentina de Maestros y Profesores (Camyp) y la Asociación Docente de Enseñanza Media y Superior (Ademys), quienes comenzaron este miércoles un paro de actividades.

Las medidas son llevadas a cabo en reclamo de la “suspensión temporal de la presencialidad” de las clases frente al aumento de contagios de coronavirus registrados los últimos días. El sindicato bonaerense Udocba también convocó a una medida de fuerza en la provincia de Buenos Aires.

“Exigimos a Horacio Rodríguez Larreta la suspensión temporal de la presencialidad en Caba. La salud y la vida son prioridad”, dijo la Unión de los Trabajadores de la Educación (UTE-Ctera) en un comunicado.

Por su parte, la Asociación Docente de Enseñanza Media y Superior (Ademys) señaló en un comunicado: “Paramos frente al brutal incremento de casos, al colapso del sistema de salud, a la suba de contagios en niñes de 0 a 10 años, y del colapso del transporte público”.

Desde ese gremio, convocaron además a las 12 a una movilización en caravana de autos, desde el Congreso Nacional hacia el Palacio Pizzurno -sede del Ministerio de Educación- junto a Suteba y otras seccionales de conducción ‘multicolor’.

A los reclamos, Ademys sumó la noticia de “la terrible muerte de un joven estudiante, que tenía 22 años y cursaba el segundo año del Bachillerato de Orientación Artística Antonio Berni del barrio de Almagro”.

El Gobierno bonaerense anunció la creación de un comité de crisis integrado por autoridades sanitarias, educativas y gremios docentes, que evaluará desde el jueves si en los distritos más afectados por el coronavirus se suspenden o restringen las clases presenciales.