El director del Centro de Investigación Veterinaria de Tandil (Civetan), Carlos Lanusse, afirmó que “estamos frente a la posibilidad de probar una herramienta más dentro de las muchas que se están probando en esta carrera desesperada por bloquear esta pandemia”, aunque consideró que hay que ser “muy cauteloso” porque “es muy difícil predecir en cuánto tiempo se podría encontrar una respuesta”.

Luego de que un estudio in vitro de expertos australianos lograra con la ivermectina, que es un antiparasitario de uso animal, eliminara el coronavirus en 48 horas, un consorcio de científicos argentinos, entre los que se encuentran destacados profesionales del Civetan de Tandil, busca que se llegue a probar para pacientes con la enfermedad.

Ese trabajo, que publicó la revista Antiviral Research y corresponde a una investigación de la Universidad de Monash en Melbourne, Australia, impulsó a un grupo multidisciplinario de expertos de varias universidades nacionales y del Conicet a plantear la posibilidad de trasladar en Argentina esas pruebas de laboratorio a pacientes infectados con el virus. De inmediato se autoconvocaron los investigadores locales que más conocen sobre la droga.

El Centro de Investigación Veterinaria de Tandil (Civetan), que es un centro que pertenece a la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Unicen, al Conicet y Cicpba (Comisión de Investigaciones Científicas de la provincia de Buenos Aires) participará de estos estudios.