La secretaria adjunta de SMATA -seccional Chascomús- y concejal Frente De Todos, se refirió a la sobre la situación que atraviesa el sector durante la pandemia por coronavirus. “Estamos trabajando con mucha precaución y abriendo actividades de a poco, pero respetando los protocolos de bioseguridad”, sostuvo.

El gremio SMATA representan actualmente alrededor de 2000 trabajadores, concesionarias de autos, motos y maquinaria agraria. También contiene a los talleres de estos sectores, venta de repuestos y trabajadores de estaciones servicios de la provincia, que son esenciales durante esta pandemia.

En diálogo con AIRE BONAERENSE, Maria Eugenia Ludeña explicó que se encuentran “acompañándolos para que tengan todas las medidas de bioseguridad, y de esa manera puedan trabajar tranquilos”.

La edil sostuvo que “hace 15 o 16 días tuvimos el último caso de coronavirus y hoy ya tenemos 3 recuperados”.

En ese contexto, en Chascomús se fueron habilitando la apertura de distintos rubros. “Estamos trabajando con mucha precaución y abriendo actividades de a poco, pero respetando los protocolos de bioseguridad”, sostuvo.

“Entendemos la necesidad que tienen los comerciantes y los vecinos de la ciudad”, agregó.

Ludeña manifestó que, desde SMATA, “priorizamos la salud y que no se pierda ningún puesto de trabajo. Venimos trabajando para que cuando esta pandemia pase, no perdamos ningún puesto laboral”.

Pero expresó que “la realidad que vivimos en el interior es un poco más relajada de lo que se vive en el Conurbano o el AMBA. Las actividades se fueron abriendo de a poco sabiendo que cuando fallemos en los protocolos y haya nuevos contagios, se vuelve para atrás”.

“Agradezco el compromiso y solidaridad de todos los compañeros. Fruto de ese esfuerzo, no hemos tenidos nuevos casos”, añadió.

La secretaria adjunta explicó que en la actualidad y debido a la situación “hay trabajadores licenciados por pertenecer a los grupos de riesgo o que no son considerado esenciales. Ellos han cobrado el 75% de su salario”. Y agregó: “todos los que se van sumando a trabajar, vuelven a cobrar el 100% de sus sueldos”.

También contó que “las concesionarias son las que han tenido la mayor caída, pero sabemos que todo se va a ir reactivando de a poco”.

“Toyota y Volkswagen, por ejemplo, ya empezó a producir y se va moviendo de a poco la rueda productiva. Tenemos muchas esperanzas y creemos que esto se va a solucionar, para volver a trabajar fuertemente y poder generar ingresos”, manifestó.