Así lo manifestó Lucas Funes, Secretario de Seguridad local. En diálogo con AIRE BONAERENSE dijo que “la ciudadanía lo ha tomado de una manera muy responsable”

El municipio de Chascomús se encuentra en fase 5 del aislamiento social preventivo y obligatorio, y este fin de semana realizaron la apertura de locales gastronómicos.

Al respecto, el Secretario de Seguridad local, Lucas Funes, habló en AIRE BONAERENSE y detalló que es “con el 50% de la capacidad habitual y todos los protocolos sanitarios determinados”.

Además, informó que “se habilitaron las reuniones de hasta diez personas en casas particulares”.

En cuanto a las medidas de seguridad empleadas en ese municipio, el funcionario contó que “a mayor apertura de actividades hay mayor movimiento de gente y los recursos municipales son los mismos, entonces dependemos mucho de la responsabilidad individual”.

“Tenemos en Chascomús solamente dos accesos habilitados”, contó Funes, “uno es por avenida Alfonsín y el otro es el acceso norte en avenida Juan Manuel de Rosas”.

“Nosotros somos inflexibles en quienes ingresan a la localidad de Chascomús”, aseveró. “Obviamente, nuestros vecinos que salen pueden ingresar, pero gente que no es de Chascomús solamente están ingresando aquellos que tengas actividades esenciales o vecinos de alguna localidad cercana que concurren a médicos o a algún banco particular”.

Siguiendo esas excepciones, el acceso se permite “con el permiso de circulación correspondiente”, dijo el funcionario y agregó que “hemos implementado una declaración jurada que deben llenar todos aquellos que ingresan a la ciudad”.

“También habilitamos la pesca no embarcada”, contó, “y Chascomús es un punto turístico particularmente por la pesca, pero somos inflexibles con la gente que viene a la ciudad”.

“Tenemos un flujo con el AMBA de al rededor de entre 500 y 600 personas por día”, detalló Funes, “y en el AMBA es donde está el mayor conflicto, entonces tenemos que ser muy rigurosos con el ingreso a la ciudad porque es tanto el contacto que tenemos que siempre estamos muy expuesto a que el virus vuelva a ingresar a la localidad”.

En cuanto a la cuestión relacionada a la seguridad, contó que “estamos por debajo de lo que veníamos teniendo en enero, febrero y marzo, pero sí, empezaron a haber algunos hechos delictivos y entendemos que también va a haber cuando se levante la cuarentena porque el país está en una crisis económica, y lamentablemente los hechos delictivos se incrementan”.

Sobre la recepción de la fase 5 por parte de la población, el funcionario expresó que “la ciudadanía de Chascomús lo ha tomado de manera muy responsable y estamos muy contentos”.

“Ha entendido que entramos en una fase 5 y que en cualquier momento podemos volver a fase 4”, sostuvo. “Durante el fin de semana tuvimos algún contagio nuevo, entonces entendemos que la posibilidad de volver a fase 4 está muy latente”.