El abogado Luciano Peretto comunicó los resultados de las pericias efectuadas  a la ropa encontrada en la mochila de la víctima, hallada en la zona de Villarino Viejo

La semana pasada, los abogados y los fiscales de la causa sobre la desaparición y muerte de Facundo Astudillo Castro, conocieron los resultados del estudio pericial que realizó Gendarmería Nacional de la ropa que estaba dentro de la mochila, hallada en la zona de Villarino Viejo, que pertenecía a la víctima. En el mismo lugar fue encontrado el cuerpo de Astudillo Casto.

El abogado Luciano Peretto relató, en diálogo con Radio Altos,  que se trata de las prendas que usaba Facundo el 30 de abril de 2020 cuando desapareció. “Para nosotros el hallazgo de la mochila es una pieza criminal muy importante o con mucha prueba todavía por producirse. En esa mochila no apareció el documento de Facundo que él si lo llevaba ese día. Sin embargo, con el documento de Facundo el 15 de agosto (mismo día que fue hallado su cuerpo) en Mar del Plata compraron una línea telefónica”, comunicó y afirmó que esa línea telefónica nunca se activó.

Todo lo que sucede es alrededor de una veta criminal y no a través de una veta accidental como maliciosamente tratan de imponer algunos sectores. Es una veta violenta y criminal”, resaltó Peretto.

Peretto agregó como prueba que el 30 de abril desapareció Facundo, al día siguiente se encendió su celular en Bahía Blanca y luego se apagó. Luego, el aparato fue hallado 120 días después dentro de la mochila en la zona de cangrejales. “¿Cómo una persona que se accidenta puede ir a Mar del Plata a comprar un chip o encender el celular en Bahía Blanca el día posterior a desaparecer, y regresar al estuario?”, interrogó el abogado.

En relación a la pericia realizada por Gendarmería Nacional, la describió como una “prueba escalofriante” y mencionó que para la querella existen “cuestiones llamativas”: “El estudio pericial que se hizo en la sede de Gendarmería concluye que a la ropa se le aplicó roturas que no son del medio natural, es decir, no las hizo un animal sino que se condicen con haberse realizado con elementos punzo- cortantes, y a otras se les asigna el carácter de faltante por aplicación de un medio térmico, que puede ser calor físico o químico, elementos de combustión que podrían haber degradado la ropa. Lo más llamativo es que esta ropa se dañó con el cuerpo dentro. Es decir que Facundo tenía puesta esa prenda. Se aplicó la violencia sobre la prenda con el cuerpo dentro”, precisó.

“Todo lo que sucedió en la causa es confirmatorio de esa hipótesis de desaparición forzada”, insistió y afirmó que el resultado de la pericia sobre la ropa “es una prueba objetiva, dura y escalofriante.

Peretto, en relación con la continuidad de la causa judicial, indicó que están esperando a que Casación falle respecto al pedido que hicieron los fiscales de recusación de la jueza federal María Gabriela Marrón, solicitud a la que adhirió la querella.

Que la jueza Marrón sea apartada de la investigación, lo piden los fiscales porque dicen que en este nivel de subjetividad o de poca parcialidad de la jueza no se puede seguir investigando. La jueza ha denegado cada una de las medidas probatorias. Estamos esperando el resultado de Casación; queremos tener un campo fértil probatorio y ella ha hecho esfuerzos por defender la inocencia policial”, resaltó.

Por último, Peretto comunicó que esperan “conocer los resultados de las muestras que reaccionaron al luminol en la sede policial de Teniente Origone y del análisis de los tres celulares secuestrados en el último allanamiento a policías”.