Pablo Domínguez, dueño del camping Estancia El Carmen de Santa Teresita, habló sobre la temporada de verano y dijo que desde el sector están “esperando una resolución que cambie la actual”

Tras confirmarse que habrá temporada de verano en la provincia de Buenos Aires, diversos sectores comenzaron a trabajar en los protocolos. Sin embargo, los campings aún no fueron habilitados y sus propietarios se mostraron muy preocupados.

Pablo Domínguez, dueño del camping Estancia El Carmen de Santa Teresita, dijo que AIRE BONAERENSE que están “esperando una resolución que cambie la actual de que no abran”. En ese sentido, expresó que “a esta altura del partido es muy angustiante que no estén autorizados” y dijo que “entiendo que se está trabajando en un protocolo”.

a esta altura del partido es muy angustiante que no estén autorizados

Domínguez cuestionó la no habilitación de los predios y dijo que “estaba dicho que era la más segura, que al estar al aire libre era en la que menos contagios podía haber”, sin embargo aún no saben si van a poder trabajar en temporada.

Según contó el propietario de Estancia El Carmen, “participamos de un par de zoom y elaboramos los protocolos” pero “hacía semanas que estábamos preguntando qué pasó con los protocolos”.

el principal inconveniente son las duchas, es el lugar donde más se junta la gente a la salida de la playa, realmente es un punto conflictivo

Además, informó que “el principal inconveniente son las duchas” y que, a la hora de armar el protocolo para estar listos cuando fueran habilitados, trabajaron específicamente en ese tema. Según contó, la ducha “es el lugar donde más se junta la gente a la salida de la playa, realmente es un punto conflictivo”.

Domínguez también detalló que “propusimos habilitar el 50% de las duchas y lavatorios, por lo tanto el 50% de las parcelas” y “hacer un control de ingreso a los vestuarios como en los supermercados”.

“La idea es tomarle la temperatura a todo el mundo y poner una cabina sanitizante”, agregó, “desinfectar las duchas después de que cada persona la usa” y “prohibir que la gente se cambie en los vestuarios”.

Además, según contó, “limitar la temperatura del agua ya que se está diciendo que el virus se transmite a través del vapor”.

todo lo que haga falta se puede hacer, lo que no se puede es dejar a tanta gente sin trabajo

En ese sentido, Domínguez expresó que “todo lo que haga falta se puede hacer, lo que no se puede es dejar a tanta gente sin trabajo”. Luego agregó que “hay medidas a tomar para cuidar la salud, para cuidar a los acampantes y mantener los campings abiertos”.

“Estamos a la espera de una respuesta positiva”, dijo al tiempo que contó que “trabajamos todo el año con 20 empleados” y que “la realidad es que no hay forma de hacer obras para la temporada siguiente. No los puedo echar pero voy a tener que ver la forma de reducir horarios”.

Finalmente, Domínguez sostuvo que “creemos que no hay una dimensión de la importancia de los campings en el turismo”.