Al momento ya se reubicaron a cuatro familias que vivían en los alrededores para poder continuar con las obras de mejoramiento.

El Municipio avanza con las obras de la nueva Costanera y, en paralelo a la ejecución de las obras – tales como, por ejemplo, la construcción del estacionamiento del lado del Boat Club, las veredas y la bicisenda- también comenzó a reubicar a las familias que vivían en esta zona para posibilitar la ampliación de este espacio público tan anhelado por los vecinos.

Según se informó, al momento ya se reubicaron a cuatro familias que vivían en los alrededores para poder continuar con las obras de mejoramiento.

En este marco, el intendente Sebastián Abella y el concejal de Juntos por el Cambio, Christian Amaya, se acercaron al lugar para conversar y saludar a una de las familias que, en buenos términos y producto del diálogo mantenido con el Municipio, este jueves finalmente dejó el lugar.