Los propietarios están dispuestos al diálogo de ventas parciales del predio. La alternativa es alojar a distintos emprendimientos industriales

A pedido de los vecinos y entidades de General Daniel Cerri para gestionar la declaración de Patrimonio Industrial, Cultural y Paisajístico del predio del ex frigorífico Sansinena-CAP, su entorno y equipo de trabajo, el Concejo Deliberante y el Departamento Ejecutivo vuelve a interesar el plan presentado en 2016.

El objetivo es transformar la propiedad en un polo museístico y la idea de instalar emprendimientos industriales.

En 2016 se hizo la presentación formal, luego de un recorrido por las instalaciones y la muestra histórica industrial realizada por docentes y alumnos del curso “Museo y memoria, los objetos cuentan su historia”, dentro de los cursos dictados en UPAMI a partir de un acuerdo entre la Universidad Nacional del Sur y el PAMI.

La presentación contaba con las firmas de los docentes Omar Staltari y Julieta Rauch, planteaba la posibilidad de realizar una serie de acciones buscando valorar y recuperar las instalaciones y gran parte del equipamiento que todavía conserva el sitio.

El ex frigorífico Cerri es considerado uno de los bienes patrimoniales más relevantes de la región, debido a que fue el primer emprendimiento industrial de la región, a pesar de eso sus instalaciones están abandonadas desde hace más de dos décadas.

El primer paso del plan es incorporar el equipamiento y el entorno natural de la fábrica al registro municipal de preservación del patrimonio, pero no considerando solo el aspecto arquitectónico del centro sino que se considere su relevancia industrial, urbana, natural y paisajística.

Omar Staltari mencionó que en 2020 el concejal Carlos Quiroga se interesó por la propuesta de 2016, y la comisión de cultura del Concejo Deliberante volvió a considerarla.

Con el comienzo de la pandemia quedó todo detenido. “Nuestra idea es que se siga discutiendo pero sin que se identifique con algún partido político, sino lograr el status de política de estado”, señaló Staltari.

Según Staltari refirió que distintos delegados municipales de Cerri mantienen contacto con propietarios del inmueble, quienes manifestaron recibir consultas sobre el bien pero sin llegar a recibir propuestas concretas.

El complejo está publicado desde hace años en Mercado Libre, una plataforma de alcance internacional, con un precio de venta de 4,3 millones de dólares, para una superficie cubierta de 55 mil m2 y un predio de 2.200 hectáreas con puestos, corrales, manga y cargador y cuatro molinos de viento.

El propósito es destacar la importancia que tiene el predio desde lo histórico y las posibilidades que ofrece para acoger distintos emprendimientos. “Se busca además que el lugar no sea nada más valorado por su riqueza arquitectónica, sino que se deje en claro su valor industrial, cultural y paisajístico” y “no sólo a escala local sino provincial y nacional”, detalló Staltari.

El frigorífico y los campos aledaños están en venta actualmente y los propietarios están dispuestos a negociar las ventas parciales del predio y sus alrededores. Staltari mencionó que una alternativa de compra podría limitarse a los edificios y el parque, dejando las 2 mil hectáreas de campo fuera de la operación. 

Se busca dejar en claro el significado que tiene el ex frigorífico para la historia de la región y el país.