Bajo una normativa lo dispusieron en el transcurso de la actual jornada. El propósito refiere a “preservarlos de contingencias y garantizar que estén siempre a disposición” de los ahorristas. En este sentido, a partir del primero de enero de 2022 esos fondos deberán permanecer, además, inmovilizados en el BCRA, a disposición de sus titulares.

En ese sentido, la autoridad monetaria señaló que se trata de cuentas “de carácter transaccional y la medida dispuesta fortalece ese rol y favorece la expansión de los medios de pago digitales, otorgando mayor transparencia y seguridad”.

“La medida no alcanza a las cuentas de inversión que habilitan las billeteras y que permiten a los y las ahorristas obtener una rentabilidad por los fondos depositados. Estas cuentas de inversión se mantienen en las mismas condiciones”, aclaró el BCRA en un comunicado.