El mapa interactivo vial de la Subsecretaría de Transporte provincial señala a la ruta 226 como una de las rutas más peligrosas del país. Su traza fue protagonista de muchos de los más de 2.400 accidentes fatales que se dieron en la provincia de Buenos Aires entre 2018 y 2020.

Muchos de estos siniestros se dieron dentro de los límites de la localidad de Balcarce.

Es por eso que el municipio viene implementando una fuerte política de reordenamiento y educación vial. Esto incluye un acuerdo especial con la Dirección Provincial de Políticas y Seguridad Vial. Como consecuencia de esta política y a partir de este año, Balcarce iniciará fiscalizaciones con equipos cinemómetros en puntos críticos de las rutas 226 y 55, ambas vías cruzan el municipio.

Con ese fin, se firmó un convenio con la empresa de seguridad vial Fluxa. La compañía ya es reconocida por la fiscalización de rutas peligrosas. Este año su sistema de control contribuyó en la reducción comprobada de más de un 40 por ciento de las violaciones de velocidad en las rutas 11 y 56, dos de las más concurridas y peligrosas de la provincia.

El sistema integral incluye tanto cinemómetros fijos como móviles, control electrónico de cruce de semáforos en rojo en el tejido urbano y una fuerte inversión en programas de educación vial en redes sociales y cursos para primera licencia de conducir.

La Argentina lidera el ranking de accidentes de tránsito por millón de habitantes.  Esto se genera tanto por la ignorancia de muchas de las leyes de tránsito como también por la práctica generalizada de conductas de riesgo por parte de los automovilistas.