El grupo se manifestó frente a Alsina 65 y fueron escuchados por un funcionario comunal. Asegura que tienen un protocolo para volver a la actividad en condiciones de seguridad

Trabajadores del relleno sanitario se manifestaron frente al palacio municipal de Bahía Blanca para reclamar que se los habilite para volver a trabajar en la recolección informal y en la planta del relleno sanitario.

Los empleados, que forman una cooperativa de trabajo, están sin trabajo desde el inicio del confinamiento obligatorio, dispuesto por el gobierno nacional a partir del 20 de marzo.

“Nosotros queremos trabajar, no le estamos pidiendo un subsidio, no le estamos pidiendo nada, queremos trabajar”, manifestó Pedro Ruiz, uno de los recolectores.

El grupo aduce que otras cooperativas están en plena actividad.

Los reclamos fueron escuchados por el subsecretario de Gestión Ambiental, Matías Insausti.

Los manifestantes trabajan en la recopilación callejera de cartón, metales, vidrio y otros residuos reutilizables, que luego son clasificados en el taller que está a cargo de la cooperativa en el relleno sanitario. Sus tareas se llevan a cabo en concordancia con la Municipalidad.

En el taller quedaron maquinarias, elementos de trabajo y un vehículo, al que le robaron la batería, según denunciaron los trabajadores.

Los integrantes de la cooperativa prepararon un protocolo de medidas de seguridad con el que esperan poder volver a trabajar.

“Si somos 60, en dos turnos, podemos ser menos gente en menos días y trabajamos todos y con eso nos vamos manteniendo hasta que pase esto”, enfatizó Ruiz.