Los concejales del Frente de Todos presentaron en el Concejo Deliberante un proyecto de ordenanza que regula el uso con fines medicinales y terapéuticos de esta sustancia

El bloque de concejales del Frente de Todos presentó hoy en el ámbito del Concejo Deliberante un proyecto de ordenanza que prevé la creación de “un programa para el acceso seguro al cannabis medicinal” en Bahía Blanca.

La concejala Gisela Ghigliani dijo que esta iniciativa surge del trabajo mancomunado con las asociaciones civiles Cultivo Mi Medicina y REPROCANN.

“Ellos habían presentado un proyecto cada uno de manera individual en esta línea, y nosotros tratamos de hacer una producción conjunta, en colectivo. Y lo que crea es un programa de acceso seguro al cannabis y sus derivados para tratamientos medicinales o con fines terapéuticos”, indicó.

La edil resaltó algunos aspectos importantes de la ordenanza, como “definir quienes son usuarios/as de estas sustancias para los problemas de salud”; la creación de un registro; “habilitar el autocultivo” de la especie requerida para la generación del aceite necesario para el tratamiento.

Con relación al registro, Ghigliani mencionó que la secretaría de Salud sería “el órgano de aplicación y de las determinaciones”. Lo que involucra, entre otras cosas, el otorgamiento de certificados y validación de licencias.

La representante del Frente de Todos consideró que el proyecto es “un paso importante para evitar la mirada punitivista”.

“También vamos a ir por un consejo consultivo, asesor. Integrado por universidades nacionales, provinciales, por estas organizaciones o cualquier otra que pueda integrarlo y cumpla con los requisitos. Con el INTA, con el Conicet (…) en términos de poder avanzar en convenios para investigación”, describió.

Y agregó: “Lo otro nos pareció avanzar un poco más en habilitar al Estado Municipal para realizar varios cultivos en la producción de cannabis. Que se avance en la creación de un banco de cannabis, de semillas para que se le pueda otorgar de manera gratuita, como se hace con otros medicamentos, a aquellas personas cuyos médicos preescriban con la indicación correspondiente”.

La edil de la oposición valoró el trabajo desarrollado en la Comisión de Salud, que es integrada por tres concejales del oficialismo y la concejala Paula Echeverría (Frente de Todos)

“Lo que hizo el oficialismo no hace mucho fue plantear un proyecto de ordenanza creando un registro de usuarios. Tanto estas organizaciones como nosotros, planteamos que esa era una mirada muy reducida de la problemática y no traía una solución de fondo a estos temas”, argumentó.

En la misma dirección, Ghigliani puntualizó que la iniciativa se centra en las distintas circunstancias “que atraviesan las personas que consumen cannabis por algún problema de salud, para aliviar un dolor o reducir algún daño”.

También mostró preocupación con los ciudadanos y ciudadanas que practican autocultivo en sus domicilios, y “corren algún riesgo de tener inconvenientes de índole judicial o sufrir el robo de la planta”.

“Nos parece que tiene que haber una voluntad política de avanzar y escuchar a estas organizaciones”, concluyó.