La médica y primera candidata a concejal por el Frente de Todos Gisela en el distrito ahondó en las problemáticas económicas, educativas, sociales y sanitarias que atraviesan. En este sentido, acusó al intendente de no gestionar

En una entrevista radial con el programa “Aire Bonaerense” emitido por “Classique”, Gisela Ghigliani primera candidata a Concejal por el Frente de Todos en Bahía Blanca señaló que “hay una lógica de tercerización de absolutamente todo lo que tiene que ver con la gestión”. En este contexto, profundizó en las diversas problemáticas educativas, sociales, sanitarias y económicas que padecen los ciudadanos del distrito.

En cuanto a su opinión respecto de la gestión del actual intendente de Bahía Blanca, Ghigliani señaló: “Desde que Héctor Gay asumió la verdad que la gestión ha estado más preocupada por lo que es el maquillaje y en generar títulos. De fondo, procesos que uno diga adherimos por la gestión integral y política también, la verdad que no lo hemos notado y lo planteamos. No creemos que no hayan existido necesidades como para poner el dinero donde correspondía ya sea en una asistencia alimentaria, o en cuestiones vinculadas a los aspectos sociales de forma general, en temas de violencia de género y/o políticas de violencia de género que no tienen una estructura formal, no hay coordinación sin presupuesto propio”.

En ese marco añadió que “tiene el boleto más caro del país, es increíble que no podamos trabajar en una línea de consenso. Nosotros tenemos una figura que es la SAPEM transporte que gestiona parte del transporte urbano en la ciudad y enterregaron cuatro de las líneas más rentables a un empresario de transporte con lo cual hay una lógica de tercerización de absolutamente todo lo que tiene que ver con la gestión. Muy poco de trabajo en la municipalidad en una ciudad que tiene Universidad Nacional del Sur, Universidad Tecnológica (…), la verdad que no hay espacios en los que se trabaje por construir una ciudad y/o planificación a futuro.

En referencia a la labor y asistencia para con la salud pública y sanitaria del actual mandatario, aseveró que “la gestión en salud que viene previo a la pandemia, cuando Gay asume, había 56 unidades sanitarias. En diciembre del 2020 el secretario de salud viene al concejo deliberante a presentar el presupuesto y ante una pregunta nuestra reconoce que solo funcionan 32. ¿Cuál sería la razón para licuar todo lo que tiene que ver con la política sanitaria de cercanía? La promoción, la prevención, mejorar la accesibilidad, ir por la vacuna, por las prácticas de menor complejidad tecnológica pero que profundizan el trabajo en red, territorial con lo que tiene que ver en lo llamamos la salud comunitaria o colectiva”.

“Todos estos espacios en los que puede haber construcción desde lo comunitario son espacios a los cuales no adhieren; son dejados de lado. Y eso lo convierte en una gestión bastante mediocre”, concluyó.