Permitirá llevar un control exhaustivo respecto a la cantidad de residuos que se generan en el distrito

En el día de ayer se realizó en el Centro de Disposición Final de Residuos Eco Azul la inauguración de la balanza que permitirá llevar un control exhaustivo respecto a la cantidad de residuos que se generan en el distrito y formular las respectivas estadísticas para planificar en la materia.

De dicha actividad estuvieron presentes el intendente Hernán Bertellys, la senadora provincial Lucrecia Egger, el jefe de Gabinete Alejandro Vieyra, el secretario de Obras y Servicios Públicos Carlos Caputo, el coordinador de Medio Ambiente Lisandro Loustau y Marcos Panaggio, gerente zonal de Transportes Malvinas.

Bertellys señaló que “este es uno de los hitos de nuestra gestión, haber podido sanear este basural a cielo abierto y seguimos trabajando para mejorar la calidad del proceso de los residuos en el partido de Azul, ya que también son procesados aquí los desechos provenientes de Chillar y Cacharí”.

Por su parte, Vieyra destacó que “esto formaba parte del proyecto que en su momento se licitó y ahora vamos a tener el cálculo exacto de todos los residuos que ingresan aquí y la composición de los mismos”.

En otro orden y respecto al saneamiento realizado por esta gestión en el lugar, afirmó que “no sé a quién se le ocurrió en su momento poner la palabra Eco Azul, duró poco, pasó a ser basural a cielo abierto, pasó a ser vergüenza provincial y vergüenza nacional, donde no se podía ni siquiera estar a 200 metros a la redonda y eso fue saneado en una obra que hoy está valuada en mil millones de pesos y bueno nosotros lo pudimos conseguir. Fueron cuatro los basurales en la provincia de Buenos Aires que se lograron tener de esta manera”.
En tanto, la legisladora bonaerense subrayó que “qué hacer con la basura es para todo el planeta un gran desafío así que instamos a la sociedad a tomar conciencia. Vamos a hacer una fuerte campaña para trabajar la separación de los residuos desde origen para que también se pueda reciclar y reducir la cantidad de kilos de basura por habitante lo cual también es importante en cuanto al relleno de estas celdas que en algún momento llegan a su fin”.