Desde el Ministerio de Defensa explicaron que se “avanzó con el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), con CONICET” para utilizar el predio de la fábrica de explosivos para producir cannabis medicinal y cáñamo industrial. Una forma de reinventarse y volver a la producción.

El presidente de Fabricaciones Militares, Iván Durigón, remarcó que la institución está “bastante avanzada” en la producción de cannabis para uso medicinal y cáñamo en FANAZUL.

“Estamos bastante avanzados en el cannabis medicinal y en el cáñamo. En Azul tenemos una planta impresionante con una extensión de campo importante”, señaló el funcionario nacional.

El integrante del Ministerio de Defensa explicó que se “avanzó con el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), con CONICET” para utilizar el predio de FANAZUL para producir cannabis medicinal y cáñamo industrial.

“Tuvimos charlas con el Ministerio de Salud, también hablamos con el Gobierno bonaerense, porque Azul está enclavado en el medio de la provincia”, agregó Durigón.

El presidente de Fabricaciones Militares también recordó que durante la gestión de Mauricio Macri “280 trabajadores de FANAZUL quedaron en la calle” y señaló que la intención del Gobierno es reincorporar a la mayoría de los despedidos antes de fin de año.

Recientemente el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, envió al Congreso un proyecto de ley para crear un marco regulatoria para el desarrollo de la cadena productiva del cannabis medicinal y el cáñamo industrial.