Lo afirmó así el médico intensivista y docente  investigador de la Universidad Nacional de La Plata. Además ahondó en la situación que atraviesan los terapistas

En diálogo con el equipo del programa radial “Aire Bonaerense” emitido por “Classique”, el médico intensivista, docente e investigador de la UNLP realizó una crítica directa al gobierno: “En este momento que se habla tanto de la deuda por saldar con el FMI parece que se olvidan de la deuda con los trabajadores de la salud, que han tenido una labor descomunal”. En este marco explicó la labora específica de los intensivistas.

Dubin explicó que “muchos no quieren volver a practicar la terapia intensiva. La terapia intensiva en una especialidad muy demandante en lo físico. Las condiciones de trabajo son malas, la remuneraciones insuficiente. Así que hay un déficit enorme de intensivistas”.

El médico amplió diciendo que “el principal componente del colapso sanitario que vivimos, durante la primera y fundamentalmente durante el pico de la segunda ola, no se debió a la carencia respiradores, de camas, sino de intensivistas. De enfermeras, kinesiólogos y médicos intensivistas. No solamente en Argentina sino en todo el mundo. Es que los médicos se reciben sin una idea de lo que es la terapia intensiva”.

Sobre lo duro del ejercicio de la medicina en terapia intensiva, Dubin expresó: “hay muchos stress físico y emocional. Hay un contacto permanente con la muerte y el sufrimiento. Eso genera mucho deterioro y tiene que haber una preparación emocional psíquica diferente a la de cualquier otra especialidad.”

“Lamentablemente las condiciones de trabajo que tenemos son pobres y la remuneración insuficiente. Así que es más fácil volcarse a otras especialidades. Es una pena porque la terapia intensiva es una especialidad fabulosa. Entonces hay que modificar muchas cosas. Lamentablemente, y esto ya excede el ámbito de la terapia y  es un problema de la salud en general los trabajadores estamos muy mal.  En este momento que se habla tanto de la deuda por saldar con el FMI parece que se olvidan de la deuda con los trabajadores de la salud, que han tenido una labor descomunal “, concluyó.