Según lo informado por el organismo recaudador de la Provincia de Buenos Aires, los ingresos alcanzaron en noviembre los $ 77.179,6 millones y se registró un crecimiento interanual del 60,4%.
De acuerdo a un informe presentado por ARBA, la recuperación de la economía, la reducción de la presión impositiva en los sectores afectados por la pandemia y el proceso de simplificacion trubutaria fueron las claves del buen desempeño.

El director ejecutivo de ARBA, Cristian Girard, destacó que “las medidas de administración tributaria implementadas durante los últimos meses con el fin de favorecer la recuperación tuvieron efectos positivos sobre los sectores más perjudicados por la crisis de la pandemia, sobre todo en aquellos que más necesitaron de la presencia del Estado”.

Durante noviembre, el impuesto sobre los Ingresos Brutos totalizó $60.270,9 millones y aumentó 87,1%, sustentado en un creciente nivel de ventas. La reactivación también impactó en el impuesto de Sellos, que recaudó en noviembre $6.756 millones, con un incremento del 50% interanual.
Por el impuesto Inmobiliario se recaudaron en octubre $6.012 millones; que implican un incremento interanual de 26,3%; en tanto que Automotores y Embarcaciones Deportivas aportaron $1.944 millones, lo que significa una retracción del 62,6%.
Ingresos Brutos totalizó $ 518.074 millones, lo que significa un aumento interanual de 71,1%; mientras que Sellos aportó $ 60.476 millones, con una suba de 84,2%.

El Inmobiliario sumó $ 61.908 millones, con un crecimiento de 51,6%; por Automotores y Embarcaciones Deportivas se recaudaron $ 56.812 millones, con un incremento de 60,8%; los planes de regularización proporcionaron $ 19.009 millones, con una suba de 123,8%; y otros ingresos tributarios agregaron $ 1.548 millones.