El dirigente de Juntos por el Cambio habló sobre la marcha contra el gobierno que tuvo lugar el pasado lunes. También analizó el contexto político, económico y social actual

La marcha del pasado lunes 17 de agosto contra el gobierno generó gran controversia, no sólo entre la población, sino también entre diversos sectores políticos.

Al respecto, Eduardo Amadeo, dirigente de Juntos por el Cambio dijo en AIRE BONAERENSE que fue “una muy importante expresión popular de gente que tiene cosas para comunicar”.

En ese sentido, analizó la situación actual que atraviesa el país y recordó que “en los últimos 40 años, cada presidente recibe del anterior una mochila con dinamita”. Aseveró que por eso “tenemos una crisis terrible cada diez años, y ahora cada cinco”.

“Nosotros recibimos un país con el 33% de pobreza, déficit fiscal inmanejable, una deuda externa enorme”, sostuvo, y dijo que “hicimos lo posible para resolverlo”.

Así, Amadeo señaló que en la marcha del 17A “leí pedidos por el tema del trabajo, por la cuestión de inseguridad y también una muy masiva demanda para que se frene esta reforma judicial que, por lo que vi, la gente interpreta que tiene que ver con un intento de consagrar la impunidad de la familia Kirchner”.

“Fue una expresión popular espontánea”, expresó, “fue importante que, a pesar del riesgo, la gente se haya animado a salir a la calle”.

Luego dijo que “hay 2 millones de personas con problemas laborales” y aseveró que “ese reclamo es genuino”. Y agregó: “la expresión popular es una expresión que hay que respetar como es. La gente fue porque quiso”.