El dirigente de la UCR y designado embajador en España, consideró hoy que “están los que colaboran y comprenden, y los que no se dan cuenta de las circunstancias y actúan como si no hubiera ninguna amenaza”.

En diálogo con el programa radial AIRE BONAERENSE, Ricardo Alfonsín sostuvo que desde el radicalismo apoyan las medidas que tomó el Gobierno ante la pandemia de coronavirus porque “son medidas que el partido hubiera tomado”.

“Durante los cuatro años anteriores siempre manifesté que el partido no apoyó decisiones que, desde el punto de vista del radicalismo, había que apoyar”, expresó y agregó que “en esta oportunidad, dada las circunstancias graves de limitaciones, se tomaron decisiones correctas”.

Alfonsín opinó que “hay dirigentes que colaboran y comprenden, y están los que no se dan cuenta de las circunstancias y actúan como si no hubiera ninguna amenaza. Se trata de una mirada miope, que no ve mas allá de lo inmediato”.

En ese sentido, sostuvo que “está la oposición que apoya y acompaña la situación y están los que creen que deben seguir comportándose como si estuviéramos en una situación normal y cuidando de no otorgar una ventaja electoral. Esto revela una incomprensión de las dificultades que tenemos. Ya habrá tiempo de plantear diferencias”.

Ricardo Alfonsín reconoció que el Gobierno de Alberto Fernández, una vez asumido en diciembre del 2019, “tomaron las decisiones correctas, ya que estábamos ante una situación muy grave”. Y una vez declarada la pandemia, manifestó que “se complicó aun más la situación, no sólo por lo que pasaba en el país sino por lo que sucede en otros países del mundo, que afectan a la economía argentina”.

El elegido embajador en España sostuvo que estas decisiones fueron tomadas desde tres puntos importantes: el ético, el sanitario y el económico. En ese sentido, puntualizó que “desde el punto de vista ético se apoya y prioriza la vida; desde el punto de vista sanitario estoy tranquilo porque se las decisiones fueron y seguirán siendo tomadas por expertos; y con respecto a lo económico, lo que hizo la Argentina fue lo más conveniente”.

El dirigente consideró que “se está brindando asistencia a las pymes, a los que no tienen salario y son ayudados con beneficios sociales, a los monotributistas, es decir, se está priorizando la vida pero también se está ayudando económicamente a los sectores que más lo necesitan”.

También apuntó el rol de los medios de comunicación: “hay medios que están criticando las decisiones del Gobierno por intereses políticos y, por su parte, están los partidos de la oposición que deberían ser independiente de los medios pero que operan en función de ellos”.

Sobre el impuesto a la fortuna, sostuvo que “todos los argentinos debemos hacer un esfuerzo cuando esta pandemia pase, pero el mayor esfuerzo lo tienen que hacer los que más fortuna tienen”. Y agregó: “espero que el radicalismo, institucionalmente, se manifieste a favor de la idea o introduzca ideas para modificar y mejorar la propuesta”.

Por otro lado, se refirió a la idea de la oposición de bajar los salarios a los legisladores: “los sectores poderosos manifiestan la propuesta de bajar los salarios y eso no es justo y no resuelve nada, porque es como pedirle a los trabajadores de empresas que lo hagan. Si tienen la posibilidad de ganar más de lo que necesitan para vivir, lo más lógico sería que donen a su consideración”, concluyó.