En una entrevista exclusiva, el veterinario e investigador del Conicet, se refirió al tratamiento con ivermectina  en humanos para paliar el COVID-19   

Asegurando que la Ivermectina es una droga funcional y legal para la aplicación en humanos, el veterinario e investigador del Conicet Adrián Lifschitz ,y su equipo, la puso a prueba. Se pretende que la ivermectina se vuelva una herramienta que construya un esquema terapéutico en pacientes con COVID-19.

En este sentido, Lifschitz dijo: “Nosotros estamos trabajando con la Ivermectina hace años porque es un fármaco que se usa  mucho en salud animal, pero que también está aprobado para personas. Es importante porque sino en muchos lados parece que es un fármaco exclusivo de los animales y se ha utilizado ampliamente en personas. Desde el año pasado empezamos a trabajar con la Ivermectina en relación al covid en base a unos resultado que aparecieron desde australia ”

Lifschitz, en una charla con el programa “Aire Bonaerense” de Radio “Classique” explicó:  “Se hizo un estudio piloto con varios pacientes afectados por Covid, y los resultados se comunicaron porque fue un proyecto financiado por el ministerio de Ciencia y si bien se publicaron en Octubre, esta semana salió en una revista internacional de buen prestigio y salieron publicados nuestros resultados y ha tomado nuevamente auge el tema”

Además agregó: “Nuestro estudio se abocó a evaluar si un esquema de tratamiento por varios días con la ivermectina tenía algún efecto sobre la carga viral de los pacientes. Nosotros demostramos que específicamente en los pacientes que tenían las cantidades más elevadas del fármaco en sangre, tuvieron una reducción importante en la carga viral”

Por último, y en relación a la posible aplicación actual de este tratamiento en pacientes con Covid, aclaró: “No medimos específicamente objetivos clínicos en nuestro ensayo. Al demostrar que en el momento en el que diseñamos el estudio estábamos tratando de replicar lo que se había visto In-vitro, es decir, en condiciones de laboratorio, con concentraciones muy altas” -de ivermectina- “el objetivo fue corroborar que podía ocurrir en vivo y realmente lo hicimos”. En esta línea agregó: “La ivermectina a dosis que no generan efectos adversos en los pacientes (…) permitió observar una reducción en la carga viral”.

“El objetivo es tratar de dar a los profesionales de la salud la mayor cantidad de herramientas terapéuticas para poder contener esta enfermedad que obviamente es nueva y obviamente se va a agregar conocimiento día a día”.