Valentina Castro, economista del Centro de Economía Política, explicó los detalles del acuerdo de la Argentina

Luego de conocerse el acuerdo al que arribó la Argentina con los bonistas por el canje de deuda, Valentina Castro, economista del Centro de Economía Política (CEPA), explicó en AIRE BONAERENSE que el ahorro “sería casi un 30%” y que “la deuda reestructurada tiende aproximadamente a 68.800 millones de dólares”.

En términos generales, Castro detalló que “lo que estamos discutiendo son casi 70.000 millones de dólares de deuda de capital”.

Luego sostuvo que “algo importante a saber es que la principal discusión entre los acreedores y el gobierno es cuánto se paga”. En ese sentido, explicó que “cuando tomamos deudas te prestan un monto de plata por un plazo de tiempo y se pagan intereses. Todo esto los bonistas lo tratan de traer al presente para ver cuánto valdría hoy ese acuerdo”, y explica “esto es el famoso VPN”.

Haciendo un recuento, Castro recuerda que “en el verano los bonistas arrancaron ofreciendo un acuerdo por 92 dólares de VPN por cada 100 dólares de valor original de cada título. En febrero ya ofrecían 75”.

A su vez, señaló que “en la primera oferta del gobierno argentino de 2020, se propuso pagar 40 dólares y los bonistas contraofertaron con 65”. Así “la brecha seguía sin cerrarse”, indicó.

Luego, la economista destaca que “en la propuesta argentina del 5 de junio, Martín Guzmán ofreció 53 dólares por cada título. Finalmente, el acuerdo de cierra entre un 54, 54,8, 55. Es decir, que los acreedores redujeron su oferta un 70% y Argentina logró mejorarla un 35%.

En cuanto a los beneficios del acuerdo, “en los primeros años se ahorra en dólares y también en pesos”, sostiene Castro al tiempo que explica tres puntos claves: “en un primer momento permite despejar vencimientos de los próximos años y con ello recuperar una senda de crecimiento. A su vez descomprime la demanda en dólares, y permite liberar ingentes de recursos fiscales para atender la pandemia y para recuperar el consumo y la producción, y con ello el crecimiento económico”.

A su vez, aclaró que “con este acuerdo no se termina la discusión de la deuda, por un lado porque hasta el 24 de agosto se concluirá el período de aceptación de la oferta, y sobre todo porque la restan en negociación con el FMI por un total de 44.000 millones”.