Las mismas formuladas en un programa televisivo. “Las palabras del ex mandatario sólo buscan sembrar el miedo y el caos”, sostienen.

Ante las declaraciones del ex presidente interino Eduardo Duhalde, realizadas en el programa de televisión “Animales sueltos”, desde los organismos de derechos humanos manifestaron su más enérgico repudio.

Eduardo Duhalde puso en duda la celebración de las elecciones legislativas de 2021 y apuntó a un clima que atenta contra la continuidad del gobierno de Alberto Fernández. “No va a haber elecciones, porque Argentina es la campeona de las dictaduras militares”, aseguró el ex Presidente.

“¿Sabés lo ridículo que suena pensar que en 2021 va a haber elecciones?”, se preguntó Duhalde, en “Animales Sueltos” (América). Y remarcó: “No va a haber elecciones”.

Ante la incredulidad del conductor y los panelistas del programa, reafirmó su postura y comenzó a deslizar su creencia sobre una interrupción. “No va a haber elecciones. ¿Por qué va a haber elecciones? Tenemos un récord, la gente no lo sabe o se olvida: entre 1930 y 1983 hubo 14 dictaduras militares, presidentes militares”.

A través de un comunicado, desde el organismo de Derechos Humanos manifestaron:

“Llevamos más de 37 años de una democracia que, con avances y retrocesos, se ha ido afianzando. Una y otra vez, el pueblo argentino ha dicho nunca más y lo seguirá haciendo en cada oportunidad que los destituyentes de siempre intenten socavar el orden constitucional.

“En la situación en la que nos encontramos, en medio de una pandemia que se está llevando la vida de cientos de miles de personas, las palabras del ex mandatario son de una irresponsabilidad mayúscula y están en línea con una campaña concertada que busca debilitarnos como sociedad”.

Ahora mismo, miles de trabajadoras y trabajadores arriesgan su propia salud y la de sus familias para atender –en todos los niveles– la emergencia sanitaria que nos ocupa, y somos millones las argentinas y argentinos que nos responsabilizamos y cumplimos con las normas de cuidado indispensables para evitar el colapso del sistema.

Y es en este contexto que Duhalde sale a presagiar muertes, violencia política y golpes de Estado. ¿Por qué? Debería hacerse cargo y dar explicaciones. El último golpe fue el de 1976. Ahí conocimos, de primera mano, lo que es un genocidio. 30 mil desaparecidos. Secuestros, torturas, violaciones, vuelos de la muerte, apropiación de centenares de bebés. Centros clandestinos en todo el territorio nacional.

El pueblo argentino ha decidido –y lo volverá a reafirmar cada vez que sea necesario– que esa fue y seguirá siendo la última dictadura. Tenemos que estar alerta y señalar las acciones desestabilizadoras, pero sobre todo mantener la unidad y apostar al bien común sabiendo que somos la vasta mayoría. No permitamos que los discursos que pretenden sembrar el miedo y el caos le ganen al amor y a la ternura. Ni hoy ni nunca más”.