La empresa se había presentado en concurso preventivo y desde el 4 de diciembre pasado se encontraba en cesación de pagos. Además el Presidente de la Nación anunció que se enviaría al Congreso de la Nación un proyecto de expropiación para estatizarla.

Así lo dispuso el Presidente de la Nación a través del DNU, en el cual, estableció la intervención de la empresa Vicentin S.A.I.C. por el plazo de 60 días en cabeza de Roberto Gabriel Delgado, quién tendrá todas las facultades del directorio y el presidente de la empresa.

La medida dispuesta por el Ejecutivo Nacional -según se desprende de la fundamentación del decreto- busca evitar una mayor disminución de los activos de la sociedad en perjuicio de los acreedores, proteger los puestos de trabajo, reactivar la producción, garantizar el recupero de las acreencias con el sector público y evitar los daños que ocasionaría para nuestro país que se profundice la concentración del mercado agroexportador.

Además afirma que, ante la gravedad de la situación planteada, el Gobierno Nacional ha dispuesto la remisión al Honorable Congreso de la Nación de un proyecto de ley que propicia la declaración de utilidad pública y sujeta a expropiación de la empresa Vicentin S.A.I.C. y la creación del Fondo Fiduciario Agro Argentina, cuyo fiduciario y fideicomisario será el Estado nacional y el Fiduciante la empresa YPF S.A., a través de YPF AGRO S.A.

La empresa, cuyos orígenes como empresa familiar se remontan al año 1929, en la localidad de Avellaneda provincia de Santa Fe, tuvo su gran despegue a partir de 1966 cuando incorporó en la producción de aceites el proceso de extracción por solventes. Innovación que posibilitó la construcción y puesta en marcha en 1979 de una segunda planta industrial localizada en Ricardone, en el sur de la provincia de Santa Fe; es en palabras del Ministro de Desarrollo Productivo una empresa testigo en el mercado de granos y en el mercado de cambios.

Por último, en la conferencia dada en el día de ayer por parte del Ejecutivo, Alberto Fernández señaló que “es una decisión estratégica para la economía nacional, ya que la empresa iba camino a la quiebra.” Agregó que “los argentinos tenemos que estar muy contentos porque estamos dando un paso hacia la soberanía alimentaria”.

Fuente: Palabras del Derecho