Le ganó 3-2 a Italia, el último subcampeón olímpico, y lo barrió de la cancha

Tras una fase preliminar complicada en la que la selección Argentina pasó con lo justo luego de enfrentarse a diversas potencias mundiales como Brasil, Rusia y Francia, luego de treinta y tres años y en un histórico partido contra Italia, la selección masculina de vóleibol disputará las semifinales en los Juegos Olímpicos (JJOO) Tokio 2020. En este sentido, contará con doble chance de conseguir medalla. En cuanto al tablero, finalizó con un peleado 3-2.

El primer set lo obtuvo Italia al ganarle a la Argentina 25-21. El segundo fue más ajustado, pero se lo llevó el seleccionado nacional 25-23 con una lúcida y contundente mejora en la defensa. En lo que respecta al tercer set y ya sin mayores errores de saque, con un Italia más perdido que lo llevó a la salida permanente del reconocido Zaitsev, la Argentina ganó 25-22. El momento crítico, llegó en el cuarto set en el que además de perder, finalizó con una gran diferencia y un crecimiento anímico y de juego imparable del contrincante europeo.

Al respecto, el entrenador de la selección nacional Marcelo Méndez afirmó a TYC Sports “hoy también parecía que se venía el mundo abajo en el cuarto set”, en el que la Argentina perdió con una diferencia 14-25. Sin embargo, todo cambió en el quinto.

En el tie break la albiceleste estuvo dos puntos abajo hasta el 10 a 8, momento en el que lo dio vuelta, con una espectacular presentación, Bruno Lima con sus tres saques seguidos y un ataque espectacular a zona uno que complicó a los Italianos. El nivel de juego en este set logró que argentina superase por 2 puntos hacia el final. En este sentido cerró con la delantera de tres puntos y un resultado de 15-12.

El partido contó con un gran ingreso de Christian Poglajen que a pesar de no ser titular, es un jugador de alta regularidad a la hora de ingresar a la cancha y de gran efectividad en la zona de ataque y el saque. Por su parte, Facundo Conte fue muy correcto en la defensa y en la recepción y se lució en el ataque de rotación al igual que Ezequiel Palacios quién figuró con una alta efectividad en el ataque.Asimismo ocurrió con Bruno Lima.

Por otro lado, están los estelares Luciano De Cecco armador de altísima categoría y Santiago Danani, que sin hacer punto, fue el sostén y rey de la defensa en el sector zaguero de la cancha. Sin dudas que esta selección nos hace soñar con lo que realmente se creía imposible.